miércoles, agosto 31, 2005

DERECHOS DE AUTOR Y P2P


Ando un poco liado con el tema de los derechos de autor, la SGAE, las redes de intercambio P2P, y toda la polémica generada con todo esto...
Antes, creía que el tema de la piratería se limitaba a las copias de los ahora llamados Top Manta, y que no hace mucho eran simples "vendedores callejeros", con sus cintas grabadas, y que estaban por todas partes, en ferias y mercadillos.
Ahora, me dicen que "piratería" es tener discos o cintas "no originales", del tipo que sean.
Curioso, leñe, curioso.
Antes, estaba bien visto que alguien te dejara o te grabara una cinta, de un disco que no te ibas a comprar, para poder escucharlo. Es más, mis amigos y yo tirábamos de Discoplay y nos comprábamos varios discos y cada uno grababa el suyo para compartirlo con los demás.
Y las recopilaciones que nos montábamos...
Que yo sepa, eso era un intercambio de música entre varias personas.
Igualico, igualico, que el e-mule.
Vale que este trasto permite que sean mil en lugar de tres, las personas que comparten esa misma música, pero también es cierto que la música que se comparte es la que no tienes disponibilidad de comprar.
Sí, es cierto.
Uno puede bajarse esa canción que tanto le gusta, de ese disco que no le acaba de entusiasmar y que cuesta 20 eurazos, pero que nunca se comprará porque es la única que le interesa...
O esa película de la que tanto se habla, que ha desaparecido del mapa comercial y no hay manera de conseguir...
Pero parece ser que los gestores de los derechos de autor se tiran las manos a la cabeza con sólo la idea de que alguien te facilite el acceso a esas obras, y pretenden encarcelar a quien "trafique" con ellas.
A uno le parece curioso que una simple cancioncilla tenga un valor más alto, que por ejemplo, la vida de una persona que es atropellado y abandonado por un bailaor flamenco mentiroso y cobarde.
De todas maneras, me preocupan otras cosas, más que la posibilidad de un equipo de los GEOS tirando la puerta de mi casa para detenerme a punta de pistola por haber descargado música de internet...
Me preocupa el debate sobre los derechos de autor.
Me pregunto hasta donde es lícito utilizar el trabajo de otro. Este problema no se limita a internet, sino que surge en otros campos, como los fanzines.
Ahí está el Monográfico, que utiliza fragmentos de obras de autores de manera gratuita, sin pagar derechos de autor, porque, realmente, no vulnera niguna ley...
En realidad, es una actividad positiva para el autor , ya que muestra a un gran número de lectores su trabajo, de manera breve, y alguno habrá que picará comprando el libro completo. Vamos, digo yo...
Pero, si se baja el libro de internet... ¿continúa siendo igual de lícito?
No hablo de música, de la que se entiende que puede compensarse, o incluso superarse esa pérdida de ventas con los conciertos, sino de libros.
Un autor consagrado puede tener su "parque" de lectores fijos, que desearán tener el libro físico en sus manos. Los que no soportamos leer largos mamotretos en el monitor, también accederemos a él. Así que tampoco pierden grandes cantidades de venta.
Pero los novatos...
No pueden resarcir sus ventas de ninguna manera. No hay conciertos que valgan en la letra escrita, ni ediciones cuidadas en DVD. Se trata de narraciones que el lector puede descargarse, verbigrácia algún buen samaritano que la distribuye y presta por la red.
Si se trata de un ejercicio de escritura, de un hobbie, pues esto es estupendo. No se lesiona ningún benefico indispensable para el autor, si no se trata de la principal fuente de ingresos. Pero si se pretende mudar de oficio, y vivir de la escritura... la cosa debería cambiar.
No por nada.
Es porque el autor novel, seguramente ha escrito su obra en el tiempo que le deja su trabajo habitúal, el que le da de comer, viste y paga la hipotéca. Y si no recibe una remuneración por su obra, posiblemente, desista de perder del tiempo y se desanime y abandone su arte, en aras de una ocupación industrial que le permita sobrevivir. Y que le ate.
Uno piensa entonces en las bibliotecas, y en la labor de difusión que realizan de los libros y otros soportes culturales.
No es tan distinto...
Yo mismo soy usuario de la biblioteca municipal, bastante bien servida, por cierto, en la que solicito a razón de dos o tres libros al mes. ¿No es lo mismo que descargarse un libro en internet?
Quizás exista una manera clara de ver este problema, y que permita a un escritor novel (o a un músico, o a un cineasta) con pocos recursos sobrevivir a ese fatal inicio en el mundo que une cultura con mercado, y que con tantos recovecos se presenta.
Al fin y al cabo, siempre ha sido difícil el comenzar, antes de internet. Quizás sea bueno que el público conozca tu obra de manera gratuita y se anime a tener un soporte físico con ella. Quizás un poco de paciencia sea justo lo que necesitemos los que comenzamos, y quizás internet y el intercambio masivo sea una herramienta más de promoción.
Quizás...
En cuanto a lo que comentaba al principio del post, he descubierto un libro apasionante sobre el tema, escrito por David Bravo, y que se puede encontrar en kioskos o bien descargarlo en su página web. Es de licencia abierta, por lo que se puede descargar sin problemas, siempre y cuando sea para copia privada. También se puede difundir, ofreciendo información acerca de su origen y autoría, siempre y cuando no sea con fines lucrativos.
Su mismo título da una pista del contenido, Copia este libro. Ofrece una interesante visión de las redes p2p, de sus usuarios y de los que pretenden silenciarlas y censurarlas con miedos y prisiones.
Pégale una vista, y lo comentamos.
Un saludín

miércoles, agosto 24, 2005

LECTURAS DE VERANO: TÚ, EL INMORTAL


No es que haya tenido mucho tiempo para leer este verano, pero he sacado tiempo (sobre todo de noche, antes de dormir) para saciar un poco la necesidad de devorar algo impreso.
Varios libros han caído en unas tres semanas, de agradable lectura y fácil digestión, como se pide a cualquier libro de lectura veraniega (vamos, de cualquier otra época también, pero con los calores, parece que entran mejor los de fácil lectura, que no han de ser necesariamente "malos", ni "ligeros" de contenidos, ojo).
Tú, el inmortal, obra de Roger Zelazny, es una buena muestra de ese tipo de lectura. Su inmersión en las leyendas helenas mezcla toda la mitología clásica con la ciencia-ficción, y logra una fusión mesurada, sin estridencias y con un equilibrio que no entorpece el disfrute de la historia.
Los personajes, bien creados y desarrollados, tienen esa especial habilidad para hacerse querer, e incluso los que aparecen de manera tangencial, tienen algún motivo para destacar en algún momento de la narración, para aportar una clave, un aliciente para dotar de más emoción a la aventura.
Conrad Nomikós, el protagonista, esconde un secreto (para los demás personajes, que no para los lectores, que lo descubrimos pronto, grácias a su propia confesión), que lo hace misterioso, atrayente. Del resto, destaca el vegano, el extrarrestre que solicita los servicios de Nomikós para llevarle por la Tierra que es un campo de especulación para su raza, con un extraño objetivo, que nadie conoce en realidad.
Intrigas, peligros y aventura se unen en un libro que ganó el prémio Hugo en 1966 (el primero de los seis que consiguió el autor en su carrera), y que se ha convertido en un clásico del género y que pese al tiempo pasado desde su primera edición, permanece tan atractivo como el primer día.
Lo edita la siempre recomendable Bibliópolis, y tengo que reconocer que lo devoré en apenas tres días, así que no lo dudes. Me gustó.

Un saludín

DE REGRESO...

Bueno, tras ocho estupendos días perdido por la geografía Ibérica, he regresado a la vida real, a levantarme más tarde de las ocho, a desayunar de manera coherente y a aventurarme en las arriesgadas aguas de mi ciudad.
Es decir, a la monotonía de lo cotidiano.
En fín, lo bueno de las vacaciones, es que totalmente distintas al resto del año. Si no fuera así, maldita la grácia que tendrían.
He visitado lugares maravillosos durante estos días.
En mi anterior entrada hablé de Lisboa. Me quedé corto.
Es una ciudad maravillosa.
Su casco antiguo rebosa de esa melancolía que dió origen al fado, mientras que su parte moderna es dinámica, ágil y eficiente.
De sus camareros, hablaré, si tengo ganas, en otro post. La falta de profesionalidad y de atención al cliente que vivimos esos días me pone de los nervios...
Paseos en tranvía, viajes en funicular, subidas a ascensores urbanos...
Una delicia que terminó en tres días, y que nos llevó a una zona costera de Portugal, donde la cosa no fue a peor, desde luego, pero que se convirtió en una estancia en una ciudad de playa.
Una playa que se encontraba en una isla, a una milla de distancia de la costa, por cierto...
Tavira es una ciudad costera, como Benicassim, como Peñíscola, del extranjero, vale, pero idéntica.
Con menos trato al turista, me atrevería a decir.
Aún así, fue bonito mientras duró...
De vuelta, paramos en Cuenca (a sólo 800 km de distancia). Bonita ciudad, que visitamos de noche, y que revisitamos por la mañana. Vimos las famosas casas colgantes, desde el puente de madera que une la ciudad con el Parador, y paseamos por sus calles. Impresionantes vistas.
Luego, visita obligada a la Ciudad Encantada, donde alucinamos con el trabajo de siglos en la piedra. Formas extrañas presidían el paisaje, dando un ambiente espectacular al recorrido, de algo más de una hora, que conforma la visita.
Ahora, de vuelta a Onda, he aprendido a ver este pequeño pueblo de otra manera.
Sus monumentos me parecen dignos de ser visitados, después de ver qué cosas se visitan en otros sitios, y su castillo me parece muy superior a los que ví en Tavira o Faro.
En fin, que ya estoy aquí, y leñe, me gusta volver.
Un saludín

martes, agosto 16, 2005

DE VACACIONES POR LA PENINSULA ESTA

Bueno, ya sé que comenté que me iba de vacaciones, que no iba a continuar con el blog hasta dentro de unas semanas y que iba a descansar sin ordenadores, sin cómics, sin agobios...
Pues en ello estoy.
De verdad...
Comencé el periplo estival por la zona de Extremadura. Hace dos días.
El camino que me llevó por toda España fué tranquilo, sin agobios, parando varias veces para estirar las piernas, llevar a los peques al baño para que no me inundaran el coche y se desentumecieran, que también tienen mérito, tantas horas dentro del coche.
La primera parada que hicimos, Trujillo, nos encantó.
Fuimos allí por recomendación de Juanma, mi vecino, que es de Camino Morisco, un pequeño pueblo de Cáceres.
Llegamos a la hora de la comida, y nos pegamos un buen ágape extremeño en un restaurante en la entrada del pueblo. Luego, consegui aparcar justo enfrente del hotel, que todo sea dicho, era una pasada de hotel... Un convento (de los 10 con que contaba Trujillo), restaurado y convertido en una pequeña maravilla para el viajero. Si vas por la zona, ni lo dudes, el Melia Trujillo Boutique te encantará.
El pueblo tiene historia. Resulta que fue lugar de nobles en la Edad Média, y los Reyes Católicos lo frecuentaron bastante durante su reinado. No sólo eso. Fue cuna de grandes de la época como los hermanos Pizarro, "descubridores" de México, o Orellana, que visitó el Amazonas.
Entiendo que a los amigos americanos que siguen este humilde blog, estos nombres les crearán más rechazo que otra cosa, pero si nos quitamos los prejuicios y las historias de hace siglos, y nos centramos en el lugar monumental, pues no deja de ser curioso.
Al recorrer el pequeño casco histórico en calesa, nos contaron una pequeña anécdota: en una de las torres de uno de los conventos, del siglo XVI, aparece el escudo del Atlético de Bilbao... Un fenómeno paranormal que se explica con la intención del maestro cantero que restauró la torre hace unos sesenta años. No deja de tener su miga, la historia.
Por la noche, después de patear en busca de un bocadillo para cenar, cosa bastante difícil, me hice con dos de jamón, sin tomate ni aceite, y caimos rendidos en la cama.
El lunes llegamos, sin más contratiempos, a Lisboa.
Preciosa ciudad.
Mi infalible sentido de la orientación me llevó a recorrer varios pintorescos barrios lisboetas, hasta que conseguí encontrar un sitio donde comer y donde me indicaron, muy amablemente, donde narices estaba mi hotel.
Después de varias vueltas más, lo encontramos.
Buen hotel, con buena habitación, y el parking, gratuito. Una suerte, porque como en toda ciudad que se precie, es casi imposible aparcar decentemente aquí.
Por la tarde, tomamos un tranvía (un eléctrico, que les llaman), y recorrimos parte de la zona histórica de Lisboa.
Calles angostas, donde apenas caben tres personas, y donde dejan circular, no sólo coches, sino también tranvías. Habían calles donde el eléctrico pasaba tan pegado a las fachadas, que podría haber cogido agua de las mesas de los comedores. Y no es exageración.
Cena a las ocho... Me entró complejo de europeo, porque cenar antes de las nueve y media (excepto cuando tengo turno de noche) me parece casi un sacrilegio. Pero en fin, es lo que tienen los paquetes turísticos.
Por la noche, visita al centro, iluminado y lleno de vida. Fados por las esquinas, cafés con olor a cultura, músicos callejeros, mucho español, los inevitables japoneses y algún americano perdido.
Esta mañana, excursión hasta el barrio de Belem, con parada en la Torre, en el Convento, en el Museo de los carruajes, y una breve visita por las calles del barrio de Alfama, cuna y nacimiento del fado, sin la prometida degustación de vino de Oporto. Una lástima de viaje, en el que la guía no estaba por la labor, y parecía que íbamos en plan borrego, con prisas, y sin disfrutar de las visitas. En fin...
Ahora, están durmiendo todos, y yo estoy tecleando en el ordenador del hotel. Tiene wifi, igual que casi todos los establecimientos de Lisboa... Sorprendente.
Esta tarde, nos acercaremos al castillo, desde el que se tiene que disfrutar una maravillosa vista de la ciudad, con el Tajo, el puente metálico que lo cruza(el que sale en el anuncio de Mapfre), y los barrios antiguos. Luego, si hay tiempo, subiremos en uno de los ascensores que conectan dos calles a distinto nivel. Los hay tipo ascensor tradicional, con cafetería en lo alto, y tipo funicular, que también tienen su grácia.
Las fotos, que las hay, las colgaré en cuanto llegue a casa.
Quiero darte envidia, oye, que esto no se hace todos los días ;-D

Un saludín

domingo, agosto 07, 2005

EXCAVACIONES EN EL CASTILLO DE ONDA


Este año se ha celebrado el cuarto Curso de Arqueología en el Castillo de Onda. La cosa consiste en traer a unos cuantos universitarios becados para que se pasen tres semanitas de verano dándole al pico en el castillo, en busca de hallazgos arqueológicos que sirvan para obtener información sobre la fortaleza a lo largo de sus treinta (¡treinta!) siglos de historia.
Según tengo entendido, en lugar donde se yergue la figura del Castillo, habían asentamientos desde hace casi tres mil años. Logicamente, no se trataba de una gran fortaleza como la que queda en pie, sino un pequeño poblado íbero, que situado en la colina, dominaba una gran parte de territorio.
A medida que pasaban los siglos, el castillo tenía nuevos ocupantes que aportaban su granito de arena (o más propiamente dicho, sus adoquines trabajados) haciendo más grande, habitable y defendible el lugar.
Pues bien, estos chicos y chicas se pasan el verano excavando la zona donde se alzaba la torre del homenaje, conocida como alcazaba, y año a año, cada promoción va descubriendo pequeñas cosas que permite hacer un mapa cronológico de las estancias que van surgiendo. El primer año, se encontró un muro derruído con una ventana intacta, con un arco que permitió datar con bastante tino la época de su construcción. El año pasado salieron tres habitaciones, una de las cuales tenía una gran tinaja para líquidos, y este año, han recuperado dos pavimentos de canto de río, muy bien elaborados, y que dan más pistas para descubrir como se vivía en el castillo hace unos años.
Además, levantando una piedra cualquiera, te salen fragmentos de cerámica para parar un tren.
Según me contaban los chicos de este año, se han hallado cientos de pequeños azulejos de diversas épocas, desde la romana, hasta algunos más recientes.
Lo más curioso, dicen, ha sido un atallfort encontrado por Loli, de Murcia, quien me explicaba que "es más bonito encontrar una pieza así, que un trozo vulgar de azulejo". Y tiene razón, leñe.
Los alumnos y alumnas participantes han vivido unas semanas juntos, en plan Gran Hermano, pero en un castillo en lugar de una casa. La diferencia, claro, es que estos han trabajado de lo lindo, y los de la casa, pues no dan un palo al agua.
Unos venían con la experiencia puesta, ya que habían participado en otras excavaciones, como Javier, que venía de Talavera, otros, como Elisa, malagueña ella, no habían estado nunca en una.
De todas maneras, la convivencia, cuentan, ha sido inmejorable y han disfrutado. Hasta las charlas de la tarde, conocida tortura que consiste en hablar de temas que resultan tremendamentes interesantes en cualquier hora que no sea la de la siesta, en pleno sofoco estival.
Me cuenta Ximo, el jefe de la cuadrilla y arqueólogo de cabecera, que el curso tiene continuidad el año que viene, que vendrán más estudiantes a darle al pico y la escoba, pero que mientras, se pondrá en marcha un proyecto de excavación de dos meses y medio en el castillo.
Es curioso como salimos a buscar monumentos y emociones del pasado a otros pueblos, muy lejos, y descuidamos el conocer nuestro pasado, como llegamos a Onda, como vivíamos cuando lo hicimos y como se formó lo que conocemos hoy.
Menos mal que gente como esta se encarga de darnoslo a conocer, y algunos nos interesamos lo suficiente para poder transmitirlo.
Vale, este post no ha sido muy exhaustivo precisamente, pero la información la tengo, y quizás pueda hacertela llegar más adelante, de manera amena, y que consiga interesarte.
Hasta entonces, procura subir un poco al castillo de Onda. Conócelo, de verdad, que es interesante...
Un saludín

miércoles, agosto 03, 2005

EL CLAN VA TOMANDO FORMA


Mi buen amigo Jesús Antonio Hernández ha publicado en su weblog los bocetos de las primeras páginas de El Clan. Este es la historia central de un tomo compuesto por varias historietas de terror que estoy preparando, y que una editorial española está interesada en editar.
En unos días, le enviaré a Jesús las fotografías de las localizaciones que quiero para el cómic. Mi idea es reflejar puntos de Onda, cosas que sean reconocibles para la gente de por aquí.
No es que me vaya a proporcionar más ventas, desde luego, pero va a quedar curioso, y en mitad de una historia fantástica, ese punto realista quedará curioso.
Pronto, más...

Un saludín

ULTIMAS LECTURAS

Acabo de llegar hace un rato de El Castell, de recoger mi ración semanal de alimento viñetil, y he estado leyendo un par de las cosillas que me he traído.
Primero, el número del mes de Planetary.
Mira que disfruté con el primer volumen de esta serie, pero el segundo...
Se me hace lento, espeso y sin demasiado contenido. Aún así, me engancha mes a mes y horas después de haberlo leído, lo recuerdo con interés. Supongo que querrá decir que me gusta tanto como el primero.
Claro, que el primero, una vez superada la sorpresa de la serie, tampoco parecía gran cosa... hasta que lo releí de un tirón. Ahí ganó mucho y me hizo disfrutarlo el doble.
Así que supongo que ahora pasará lo mismo y cuando tenga doce números en casa, el volver a ellos será un placer.
La segunda lectura ha sido el tercer número de Runaways.
Esta serie sí que atrapa.
Y eso que el dibujo, funcional es, pero no pasa de ahí.
Es el guión, esa intriga que imprime en cada número, te hace volver a la librería o al quiosco para averiguar qué narices van a hacer los chicos ahora...
Los padres de los chicos, los malos, parecen menos comprensivos a medida que pasan las páginas, y ahora, hay un aliciente incorporado... un topo en el grupo, aunque seguimos sin saber quien es.
Ups, debería haber puesto eso de "spoiler".
Bueno, tampoco es nada grave, ni nada que no se le habría ocurrido a un guionista medianamente competente, así que no me odies.
En fin, ahora, a enfrentarse a unos libros más, y a dormir...
Si puedo.
Un saludín

martes, agosto 02, 2005

COSAS Y ENLACES QUE MOLAN


Bueno, como poco tengo que contar estos días, me he puesto a navegar un poquito, y he descubierto unos enlaces interesantes.
Para comenzar, volver a recomendar la web del Cálico Electrónico, en la que ya han colgado el episodio correspondiente al mes de agosto, y como siempre, es impresionante.
Además, Niko ha colgado varias entrevistas que le han realizado en radio y en la CNR, para disfrute de todos.
Como siempre, indispensable.
Te recomiendo también esta página, una chorradita, en la que puedes crear tu propia caricatura en versión South Park. Puedes añadir el pelo, la ropa, complementos y frikadas varias para introducirte en el particular universo de la serie. Un buen rato asegurado. Te añado mi caricatura, como muestra.
Y esta otra, Miniclip.com, donde hay un buen montón de juegos online gratuitos, donde pasar horas enganchados a ellos. No son grandes juegos, pero son muy, muy adicitivos.
Un saludín