jueves, marzo 17, 2005

CAÍDA EN PICADO

Posted by Hello


Cuando parecía que Antena 3 había encontrado el equilibrio entre una serie "para todos los públicos" y un buen trabajo actoral y, sobre todo, de guionistas, va, y la caga.
Las dos primeras temporadas, el ambiente de portería estaba per-fec-to. No sobraba ningún personaje, se tocaban los temas de manera que no cansaban, las situaciones cómicas eran tan reales como la vida día a día de un patio real...
Y te lo dice alguien que tuvo que aguantar durante tres años preguntas sobre qué hacía yo levantado a las tres de la mañana, "como había luz en la cocina..." entre otras joyas impagables.
El tipo que aparece en la foto es Fernando Tejero, un auténtico descubrimiento, y probablemente, el pilar en el que se sustenta semana a semana la serie, ya que el resto de personajes va convirtiéndose en una mísera parodia de sí mismos.
Los guionistas han perdido el norte, pierden de vista que el esperpento es más creíble cuanto más realista es. Y desde luego, las situaciones caen cada vez más en clichés irreales, más que surrealistas.
Me aburre esta serie, que antes me mantenía pegado al sofá sin perderme ni un segundo de emisión. Ahora, lo soporto porque los Serrano son un truño insoportable, y no hay quien se trague lo que ponen las otras.
Si al menos alguien hiciera entender a los de La Primera que Urgencias es una serie para las diez...

Un saludín

martes, marzo 15, 2005

CARLA BERROCAL, UN VALOR EN ALZA


Posted by Hello

Es raro encontrar en el mundo del cómic a una mujer joven con ganas de pasar por todo lo que se ha de pasar para publicar algo...
Y si es en España, menos aún.
Así que es extraño encontrarse el caso de Carla Berrocal.
Esta madrileña, de apenas veintipocos años, en muy poquito tiempo ha conseguido publicar en España un album como dibujante, ilustrando la historia de Daniel Hartwell que da el pistoletazo de salida a una prometedora carrera.
Hire es el bautismo de fuego para ambos, en forma de historia larga y con visos de continuidad, se entiende.
La trama no es nada original (¡y qué hay original, hoy en día!), pero está bien llevada. Un joven samurai se ve involucrado en una trifulca entre vampiros y humanos, y acaba convirtiéndose en vampiro. Contra todo pronóstico, no cae en la consabida relación maestro-alumno que tan común se ha hecho desde lo de Anne Rice, sino que muestra el inicio del camino del joven para encontrarse a sí mismo, y poder aceptarse tal y como es.
La parte gráfica tiene muchos puntos a favor, pero también cosas negativas, que no hay que juzgar muy duramente, ya que se trata de un primer proyecto, y ambos autores deben de madurar todavía.
Entre las negativas, destacaría una cierta descoordinación en cuanto a narrativa, pero sólo en algunas escenas. Este es un defecto que se encuentra en cada vez más obras de autores noveles, y que se debería de controlar más por parte de los editores. Aún con esto, la lectura se hace agradable, y la utilización de los trazos con colores fríos para la primera parte, y un tono rojizo en la segunda, más dinámica y rápida, unidos al negro de los flash-backs, hacen una curiosa mezcla que enriquece el conjunto.
Quizás el rojo debería haber hecho aparición unas páginas antes, pero ayuda a crear la atmósfera adecuada para leer el libro.
Como colofón, Recerca añade un portafolios con ilustraciones de varios autores amigos, que aportan la visión de HIRE que cada uno tiene del personaje. Alguna hay olvidable, pero todo el conjunto queda bonito, cuidado, y con una gran portada, clara, concisa y efectiva.
El libro, editado por Recerca en noviembre, aprovechando el Expocómic, cuesta 7,50 euros, que por 64 páginas a color, no está nada mal.
Esta misma noche, en el programa La Rosa de los Vientos, de Onda Cero radio, podrás escuchar un breve repaso a su obra y a sus futuros proyectos. En la red, estará dispuesto a partir de mañana martes.
Un saludín

domingo, marzo 13, 2005

SORPRESA EN LA BODA


Posted by Hello

No soy de bodas. Ni de cenas de empresa. No suelo acudir a ellas, y sólo lo hago en dos ocasiones: cuando se casa un buen amigo, o amiga, o me obliga mi mujer. El segundo caso suele ser familiares y uno va esperando que terminen. Al final, suelo pasarlo bien, así que mi negativa suele ser más comodidad que otra cosa.
Este sábado tenía una boda. Era una buena amiga. Quería ir.
Para fastidiar, el hado tocanarices se puso en mi contra, y no hubo manera posible de cambiar el turno en la fábrica. Si hubiera ido de tarde, es fácil. Si fuera de mañana, habría cambiado el domingo. Sin problemas.
Pero iba de noche, así que era casi imposible.
Como quería ir, lo conseguí.
Cambié a última hora el turno, hice venir de noche al que iba de tarde y yo fuí de tarde. Arreglado.
Llegué a tiempo a la cena, que no a la ceremonia, pero tampoco me puse a llorar por ello, ¿verdad?
La cosa estuvo al llegar al restaurante.
Cuando uno llega al sitio del banquete, siempre pega una rápida vista hacia el rincón más escondido del salón. Allí suele situarse, medio tapado, pero accesible, el dichoso organillo que dará la lata después de la cena y que masacra sin piedad cualquier tema que salga de sus altavoces.
Así que imaginate mi sorpresa cuando vi, junto a la puerta, un enorme escenario, con su batería, un peaso teclado electrónico, instrumentos de viento, varias guitarras y bajos y ocho micrófonos.
Ojiplático, giré mi cabeza hacia las mesas, ya ocupadas por los hambrientos invitados, y, en la más cercana al escenario, vi a Raúl.
Mi duda, despejada, por arte de mágia.
Iba a tocar la Centauro.
En una boda.
En un recinto una décima parte de lo que ellos necesitan para moverse bien.
La orquesta que me ha acompañado, a mí y a la mayoría de los que estábamos allí durante los últimos veintitantos años...
La cena fue a su ritmo. Los "Que se besen" salían principalmente de nuestra mesa, y finalmente, los novios dieron su regalito, y los chicos de la Grupestra Centauro tomaron sus instrumentos y comenzó el baile...
El baile, y un fenómeno curioso.
Ya no era el 12 de marzo de 2005. Estábamos en algún momento indeterminado de la Pascua de cualquier año de los 80...
Sonaban los pasodobles, los boleros, los valses... El repertorio típico de una orquesta. Los "Pinchos", hijos de los Panchos, se liaron con los boleros, una especie de transformista pasó de ser Demis Roussos para terminar proclamando que todo aquello era un "Escándalo".
Y los padres se fueron a merendar, nosotros volvimos a la barra a cargar con las bebidas, y la Centauro volvió a subir al escenario.
Y entonces, la música de La Guardia, de la Frontera, de Refrescos, de Rebeldes, nos hacía saltar, gritar y corear todos los temas.
Los años no pasan en balde, y a las de siempre, esta vez acompañaron los "Estopa", los últimos éxitos de "Revolver" y algo más. Siempre en clave de Rock, de fiesta...
Una amiga me paró un momento, y me comentó, intentando que me parase: "¡Estos son la caña! ¿De dónde los han sacado?"
Y me paré en seco.
¡¡¿No conocía la Centauro?!!
Caí en la cuenta de que va comenzando la veintena, que no ha vivido la Piscina, la mítica década, los largos paseos hasta la orquesta, y las difíciles vueltas, tambaleantes, hasta la seguridad del pueblo...
Bien, me voy haciendo viejo, pero que narices...
La mayoría de los que estábamos haciendo el cabra frente a la orquesta, habiamos estado allí, lo habíamos vivido. Con ellos, además.
Y esa noche, tan extraña, tan mágica, habiamos vuelto a vivirlo.
Un saludín

viernes, marzo 11, 2005

11 DE MARZO. UN AÑO DESPUÉS


Posted by Hello

Ya ha llegado.
Ha tardado un año, pero ha llegado.
Esta fecha, que uno tenía la esperanza de tener como referencia etérea, en un calendario de un año caducado, ha vuelto a aparecer en el de este año, y lo hará en el de los siguientes.
Con ella, imágenes, sentimientos, sensaciones y un fondo de impotencia y desespero por lo que fué y lo que es.
En las televisiones, en las radios, en los periódicos, se amontonan las ánsias de protagonismo, el "yo los recuerdo mejor que tú", mientras que en los lugares de poder los empleados públicos se vanaglorian de haber entendido mejor que nadie la pérdida de estas personas, ni mejores ni peores que el resto de ciudadanos que ese día nos despertamos, pero que estuvieron donde otros quisieron que estuvieran.
Uno se pregunta a qué viene tanto ruido, tanto circo. Un homenaje no sólo está bien. Lo necesitamos. Lo NECESITAN. Una palmada en el hombro.
Un "Adelante, puedes seguir viviendo".
Un "Estamos con vosotros. También fuimos víctimas".
Pero ¿necesitan ver y volver a ver los vagones destrozados, las vidas sesgadas sin motivo?
Me parece que no.
Me he preguntado si MARZO, En Tinta Propia, no será algo ofensivo para las personas que han perdido a alguien en esos trenes, para los que viajaban en ellos y ahora pueden seguir haciéndolo.
¿Hemos transmitido lo que pretendíamos?
¿Se ha hecho llegar a la sociedad que unicamente queremos rendir un cálido homenaje a quien se vió envuelto en un sin sentido absurdo?
No lo sé.
Sé que hemos sido sinceros, que hemos volcado unos sentimientos reales, y una sensación de cercanía, pese a lo distantes que nos hallamos todos del lugar del suceso.
¿Qué siento hoy?
Lo mismo que hace un año. Incomprensión, rabia, impotencia...
Hoy lloramos por 192 fallecidos y por miles de heridos, fisica y psicologicamente.
Aún hoy, en Irak, los muertos por atentados similares se cuentan ya por miles. Los soldados de varios países ametrallan a civiles y a presuntos militares "enemigos" presa del pánico escénico.
No hay cambio ninguno, todo sigue igual.
En un quiosco, he retirado los MARZO de la venta, porque no lo vendían, no lo ofrecían. "No cuadra con nuestras ideas políticas", me dijeron.
Ideas políticas, ¿quien habla de ideas políticas?
Hablamos de muertes, de gente que lo ha perdido todo, y no tiene nada a qué aferrarse. Por culpa de ideas políticas.
Hoy estaré, de nuevo, desde mi casa, desde mi trabajo, con los que lo necesitan, si no fisicamente, sí animicamente. Apoyando proyectos y aportando mi mísera y humilde ayuda.
Algún día, quizás otro 11 de marzo, es posible que esta ayuda marque la diferencia.
Un saludín

martes, marzo 08, 2005

METRÓPOLIS: REFLEXIONES ACERCA DE UNA OBRA DE ARTE


Posted by Hello

Hace unos días, como ya te conté en el post anterior, tuve ocasión de participar en la proyección de METRÓPOLIS, una película dirigida por el alemán Fritz Lang, en 1926.
Dicho así, el interés que pueda tener esta película, parece limitarse al que puedan encontrar cuatro intelectuales con gafas de pasta, y mucho tiempo libre.
Pero no es así, ni muchisimo menos.
Metrópolis es uno de los grandes pilares en los que se sustenta el cine fantástico, no sólo de esa época, sino que su influencia ha perdurado durante décadas, arrastrando con su impecable construcción a personajes, situaciones y argumentos hasta producciones recientes.
Su especial manera de concebir la arquitectura de la ciudad, la distinción de clases, la división en dos mundos diferenciados, hacen que visualmente, sea una pequeña joya que vale la pena visitar de cuando en cuando.
Lo que primero salta a la vista, es la curiosa construcción de la ciudad. A poco que te fijes, puedes reconocer las construcciones que pueblan Blade Runner, ese otro pilar de la ci-fi moderna. Las formas piramidales, las conexiones entre grandes edificios, que también nos pueden sonar de obras como Judge Dread, los biplanos sobrevolando el cielo metropolitano...
Todo nos devuelve a producciones más recientes, que beben, de una manera u otra, de la fuente que estuvo a punto de desaparecer y que nos fue devuelta de manera sesgada y maltratada.
Pero no es sólo la ciudad y sus edificios la que nos enseña de dónde sacan la inspiración los actuales creadores.
Los personajes tienen también un aire de conocidos que no podemos obviar.
El científico loco, que es mucho más antiguo que esta película, toma la forma que luego prestará a Doc Brown, mientras elucubra la manera de viajar en el tiempo a bordo de un Delorian. Su pelo, su vestimenta, sus expresiones... Todo recuerda al esperpéntico cliché a explotar más adelante.
La trama, recuerda a miles de historias anteriores y posteriores, pero que tiene su más reciente copia en la trilogía de Matrix. El elegido que rescatará a los oprimidos, guiado por la mujer que lucha por la igualdad, con serenidad y decisión, no es invento nuevo en el cine.
Y María, la bella María. Substituída por un androide con rasgos humanos, infiltrado entre los obreros para crear el caos. Enamorada del elegido, porque así debía de ser. Bella y dulce, y terrible y malévola cuando se enfoca a su cruel doble. Igual, que, por ejemplo, la dulce Mina Harker, que también fué reencarnación de un amor, fiel pareja y cruel dominada. Una trinidad de pasión como pocas veces se ha visto.
Un doble, que por cierto, se ha convertido en un icono que significa CINE en estado puro. Y que guarda no poco parecido con un simpático droide de protocolo que pronto nos volverá a dar motivos para ir al cine.
En cuanto a otros aspectos, la música, los efectos especiales, tan brillantes para la época, la fotografía... Bueno para eso hay que entender un poquito más de lo que lo hago yo. Pero para disfrutar de uno de los principales motivos de que hoy exista el cine, tal y como lo conocemos, con sentarse, y dejarse seducir por la bella María, es suficiente.

sábado, marzo 05, 2005

UNA NOCHE DE CINE


Posted by Hello

La noche del viernes fuí invitado por los chicos de CIACO a participar en un cine coloquio sobre METRÓPOLIS, la peli de Fritz Lang. El CIACO es una asociación de jovenes estudiantes universitarios que pretende dar a conocer el mundo de la arquitectura a través de un congreso, en el que tratarán temas locales, de Onda.
Pero van más allá.
Su idea es presentar la relación de la arquitectura con diversas artes. La presentación de la asociación, hace unas semanas, fué una prueba de ello, ya que hubieron proyecciones y música en vivo. En esa presentación me engancharon con su forma de hacer las cosas, y aunque yo, de arquitectura, ni flores, de artes algo conozco.
Así que me ofrecí para lo que necesitaran, y mira, el viernes, me tocó estar en la mesa de presentación de la película, en calidad de ... bueno, de lo que soy yo.
Ya sabes...
Escritor, reseñador, guionista, cronista, webloguero, corresponsal... No, azulejero no. Esta vez, esa faceta de mi vida profesional no contaba.
La cosa comenzó en la cena, a la que asistimos los participantes y varios amigos, entre los que se encontraba mi buen amigo Salva Isert. Pascual Herrero hizo los honores, y nos presentó a Bea, estudiante de Bellas Artes que iba a tocar el tema de la época y la concepción de la película y a un buen grupo de amigos suyos de Nules, Villavieja y Valencia.
A las diez y média, comenzamos la charla.
Me tocó abrir fuego. Como que uno ya está algo experimentado en esto de las charlas, intenté hacer mi presentación lo más breve posible. Logicamente, me pasé. Comenté el origen de la idea, su desarrollo básico y la importancia de esta película en posteriores films (que la tiene, vaya si la tiene...).
Bea fué más concisa, más directa. Su ocupación "hobbie" es tocar el piano en Valencia, en un piano-bar. Eso le da bastantes tablas a la hora de enfrentarse al público. A mí me sigue dando canguele hacerlo, pese a todo lo que he presentado ya...
Pascual comentó algo más, y proyectaron la película.
De eso hablaré en el siguiente post, tranquilo. Sólo he de decir que era la primera vez que la veía en pantalla grande, e impresiona.
Luego, tras la puesta en común, nos dirigimos a una cafetería a tomar algo. Cuando llegábamos, cerraron. Medio helados de frío, nos fuimos a la Bolera, que nunca falla. Acertamos de pleno. Tomamos una coronita y seguimos con el tema de la peli. Que si la Trinidad, que si Matrix, que si Drácula... Las teorías sobre la iconografía de Metrópolis iban saliendo sin parar. Una velada interesante se convirtió en una velada agradable por arte de mágia. La mágia de una buena compañía.
Los intentos por encontrar algo abierto fueron en vano. Cuando nos echaron de la Bolera (leñe, hacía años que no me echaban de la Bolera porque iban a cerrar. Antes era bastante normal...), aún lo intentamos en Campus, pero al llegar, estaban quitando la música.
Nos despedimos, y a casita, que hacía frío.
Fué una noche muy divertida, con mucho cine, mucho comentario y una excelente compañía. No recuerdo el nombre de casi nadie, como viene siendo habitúal en mí, pero sí que guardaré un bonito recuerdo de una velada de cine, con interés, con un inhabitúal aire de disfrute de calidad, y con sugerentes conversaciones.
Espero poder repetirlo pronto.
Un saludín

miércoles, marzo 02, 2005

UN COMIC DE GÉNERO NEGRO


Posted by Hello

He terminado de leer el tercer número de Gotham Central, una colección ambientada en la comisaría central de Gotham, la ciudad cuna de Batman y toda su bat-prole.
A diferencia de otras colecciones relacionadas con el murciélago, esta trata del cuerpo de policia de la ciudad, su relación con el caos que suele reinar en la ciudad y como influye en su trabajo Batman.
Escrita por Ed Brubaker y Greg Rucka, y dibujada por Michael Lark, está siendo publicada en España por Norma, en tomos que recogen varios números americanos, y que componen una trama completa.
En Fandecomix encontrarás una reseña sobre la serie, escrita por tu amigo y vecino Alós, que explica alguna cosa más.
En resumen, si eres aficionado al cómic, leelo. Si no lo eres, deberías darle una oportunidad.
Un saludín.

martes, marzo 01, 2005

NIEVA EN ONDA


Posted by Hello

Aunque sea algo normal en muchos sitios, que en Onda caigan copos de nieve, y más, en febrero, es algo extraño. Así que figurate la sorpresa ayer lunes, cuando comenzó a nevar copiosamente.
Desgraciadamente, el suelo estaba muy seco, y no llegó a cuajar, pero durante tres horas, pareció que estábamos en la montaña, en lugar de al lado del mar.
Fuí hasta el centro del pueblo,y busqué una buena foto. No la pude encontrar, porque mi cámara, pobrica, no da para más. Aún así, conseguí alguna muestra de la nieve con el ayuntamiento de fondo.
Poca cosa es, pero mira, es nuestra nieve.

Un saludín