lunes, noviembre 22, 2004

CONSIDERACIONES ACERCA DE MARZO

Estos días, ya he realizado cuatro entrevistas para medios interesados en el libro MARZO, En tinta propia. Han sido practicamente calcadas, y en ellas he contado como nació el proyecto, y como se ha ido desarrollando.
Pero a fuerza de repetir lo mismo una y otra vez, he acabado dándome cuenta de un detalle muy importante, que hasta ahora no había apreciado, y que puede suponer la diferencia entre un tebeo benéfico, sin más, y un revulsivo para toda la industria del tebeo en España.
MARZO supone la colaboración de más de 70 artistas (¡¡70!!), trabajando coordinados, para presentar una serie de reflexiones sobre un hecho brutal, que conmocionó a la sociedad española, e incluso me atrevería a decir que mundial.
Hemos visto esto mismo en el cine, en libros, en artículos que, con mayor o menor fortuna, tocan estos temas, con el claro interés de activar una zona de nuestro cerebro que piense y actúe en consecuencia.
Nunca se había hecho antes en un tebeo.
Bueno, miento. Artículo 20 se realizó con un fin similar, para facilitar a un autor demandado por su obra, el dinero para pagar los daños y prejuicios (terribles y demoledores, sin duda), causados a un señor, que, paradójicamente, ni siquiera era la "víctima" del chiste.
Tenemos, entonces, dos casos, cercanos en el tiempo.
MARZO y ARTÍCULO 20 suponen un antes y un después para la industria del cómic. Demuestran que este, nuestra querida narrativa gráfica, puede ser un medio de protesta masiva contra determinadas injusticias sociales, igual de potente, igual de eficaz, que una película o un sesudo libro.
No me refiero a convencer al público, que piensa, y seguirá pensando, que los tebeos son para niños, y que poco se puede sacar de ahí, no.
Me refiero a los propios autores de cómic, que ven (deben de verlo de una vez), la terrible responsabilidad, la enorme fuerza que, como narradores tienen en la sociedad. No importa que estos cómics sean comprados por diez, cien o mil personas. No importa que los que lo compren lo hagan por compromiso. Lo que importa es que les llegue el mensaje.
Esa es la verdadera finalidad de estos proyectos, y esta es la causa que puede hacer que los autores de cómic por fin se tomen en serio, y actúen en consecuencia, igual que lo hacen directores de cine, escritores de renombre, e incluso presentadores de televisión.
Si lo consiguen, el cómic figurará, en letras de oro, junto al resto de medios de comunicación y opinión. Al menos, en los corazones de quienes lo respetamos.

Un saludin

jueves, noviembre 18, 2004

PRESENTAMOS MARZO

Bueno, ante todo, mis disculpas por la tardanza en actualizar el blog. El turno de noche me lleva algo de cráneo, ya que si no duermo algo durante el día, por la noche no hay quien me haga mover...
Pero en fin, vuelvo con buenas noticias.
Por fin, presentamos MARZO, en tinta propia.
Si todavía no has leído nada sobre el libro, te explico.
Se trata de una publicación donde más de 70 artistas (escritores, dibujantes, ilustradores, narradores...), hemos plasmado los sentimientos que nos nacieron dentro aquel oscuro 11 de marzo.
Ira, rabia, desconcierto, pero también reflexión, e incluso esperanza, se plasman en las 72 páginas del libro, que está a punto de salir de imprenta.
La presentación tendrá lugar en el Expocómic, el próximo día 27, sábado, a las 15:30 horas.
Desde el jueves 25 estará disponible en el Salón de Madrid, pero no se distribuirá masivamente hasta la semana siguiente, por aquello de no tener tiempo de hacerlo antes.
En fin, que nos colocan a una hora algo extraña, pero delante de Neal Adams, nada más y nada menos, y eso juega a nuestro favor, a la hora de reunir gente (espero...).
De todas maneras, allí estaremos, en la mesa, Pedro Alegre y yo, aunque entre el público (o en la mesa, si se animan), se sentarán varios de los artistas que han prestado su trabajo para hacer realidad este libro. Si todo va bien, también estará Juan Antonio Cebrián, el prologuista del libro, y director del excelente programa La Rosa de los Vientos, de Onda Cero.
Bueno, si tienes un rato, el sábado 27 andaré por Madrid, así que no tienes excusa.
Te espero en Expocomic, y charlamos.
Hasta entonces, un saludín


sábado, noviembre 13, 2004

LA BOTA QUE NO FALTE


Posted by Hello

Si algo no puede faltar en unas fiestas de pueblo, es la bota de vino. El alcohol corre a raudales por las calles. Vale, esto puede ser politicamente incorrecto, pero es la verdad. La cultura española no concibe fiestas sin bebercio, y el resultado es espectacular... hasta el día siguiente claro.
De todas maneras, la diversión está en el control. Si te pasas, no disfrutas, así que conviene conocer el límite de cada uno, para estar "en el punto", y llegar a todos los actos.

LA REINA DE LA FIRA


Posted by Hello

En el pasacalle, también participa la Reina de la Fira. Este año, sólo contamos con una representante, en lugar de la tradicional Corte de Honor. Carmina Alfonso es la Reina de la Fira, en representación de la Unión Musical Santa Cecilia, de la que es Musa.
Otros años la Corte de Honor se ha compuesto por Reina y varias Damas de Honor, pero, por desgracia, este año no se presentó nadie más. Como curiosidad, hay que comentar que para el 2005 ya hay tres candidatas a Reina.

Y POR LA TARDE... BOU AL CARRER


Posted by Hello

Los toros en la calle, o "bou al carrer" son una parte importante de la Fira. Este año, ha sido problemático. Una enfermedad ha provocado que la mayor parte de las reses españolas estuvieran inmovilizadas en sus lugares de origen, por lo que el traslado hasta Onda ha sido imposible. En algunas zonas, no obstane, se ha conseguido una guía especial, que permitió transportar, exhibir y sacrificar a los animales en 24 horas.
El tema de los toros es delicado. Frente a los defensores de la fiesta, están (estamos) los que la consideramos una salvajada.
Se supone que en la fiesta del "Bou al Carrer" este no sufre, pero el animal que ves en la foto murió tras ser encerrado en el corro, a tirón límpio con una soga, y, logicamente, no pudo ser embolado por la noche, para tristeza y desasosiego de los taurinos.
Este año se han exhibido 22 toros, de los 23 previstos.
Gracias a este afán por tener toros, y más toros, se ha perdido gran parte de la fiesta en la calle, ya que los días con toros no suele haber más actos populares.
¿Mi opinión sobre el bou al carrer?
Bueno, soy de Onda, de toda la vida. Lo entiendo, y lo acepto, pero en su justa medida. Yo opino como la mayoría de gente a la que he consultado para un reportaje del Heraldo que estoy escribiendo: con diez toros vamos servidos, y tendríamos más orquestas, duos y djs en las calles, con la fiesta correspondiente.

jueves, noviembre 04, 2004

EL ALMUERZO Y EL PASACALLE

El almuerzo de Fira reúne a los miembros de las peñas, al menos, a los que todavía quedan despiertos y con fuerzas, alrededor de la mesa. Sobre las nueve y media o las diez, comienzan a llenarse los bares, restaurantes y casales con los hambrientos comensales, que nos metemos entre pecho y espalda comidas que irían bien a eso de las dos de la tarde, pero que la tradición, esa curiosa manera de argumentar costumbres estúpidas, ordena comer a esas horas.
Este año no he disfrutado yo de este placer. Claudia cumplió su primer año, y decidimos, en lugar de una merienda o cena, celebrarlo con una comida.
Vamos, que almozamos en cantidad, a una hora lógica, en lugar de la hora intempestiva a la que se ha de hacer.
Tras el almuerzo, comienza de nuevo la fiesta. Quizás sea el momento más importante de la Fira, después del acto de la Cridà. Si aquel da el pistoletazo de salida a las fiestas, el Pasacalle las culmina.
Decenas de peñas se reúnen en el Plà, esperando la señal para desfilar, no con demasiado orden ni estilo, llenando con el color de sus "uniformes de campaña" el centro de la villa. Miles de personas se agolpan en los cadafales para verlos pasar, unos aburridos por la costumbre, otros maravillados por la novedad, y los más, saludando a conocidos, hijos, sobrinos y padres, que con la botella, o la bota, te invitan a disfrutar, más, de los exóticos brebajes que contienen. Ojo, que igual te puedes encontrar en el "biberón" una simple fanta, como una extraña mezcla de licores.
Sí, quizás se peque de beber demasiado en estas fiestas, pero que le vamos a hacer, estamos en esta nuestra España de los excesos...
La música y los gritos y cánticos llenan de vida el recinto festivo. Es la fiesta, sin orden ni control, pero afortunadamente, con conocimiento.
El pasacalle nació hace unos 30 años, cuando habían prohibido el toro embolado. Una peña salió detrás de las autoridades para protestar, durante la ofrenda a la Virgen, que se celebraba el sábado en lugar del lunes.
El primer año fue un desmadre, con detenidos en el cuartelillo de la Guardia Civil, cuentan los veteranos. El segundo fue algo más light, pero con más gente. Y así, hasta llegar a ser un elemento más de la fiesta. Curioso, como un acto reinvidicativo se convierte en algo festivo.
El caso es que tras participar activamente en el mismo, ahora, desde la barrera, queda algo deslucido...
Las peñas de jovenes son cada vez más de jovenes, desde los 13-14 años, y claro, los más veteranos, los de la generación festera de los 80, han de ir con más cuidado (aunque, sinceramente, tampoco están para muchos trotes...)
Por suerte, la cantidad de peñas que participan hacen que sea un espectáculo entretenido, y variado.
Cerrando el pasacalle, está la Banda de la Unión Musical Santa Cecilia, formada por jovenes que también han estado de fiesta toda la noche. Aunque no cobran por su trabajo, y se dejan la piel en el pellejo por ello, se portan como los profesionales que son y dan lo que tienen que dar en el Pasacalle.
Y una vez terminado el pasacalle, los más se retiran a descansar, algunos solemos ir al Casa Luis, bar típico de pueblo, donde es mejor no mirar la limpieza, pero donde se hacen unas tapas (nada de mostrador. Hechas al momento) que son de infarto, y donde acabas reuniendote con la mayoría de tus amigos, que van pasando poco a poco por allí.
En mi caso, comida a base de tapas en casa, con la familia (la que ha podido venir), y con algún que otro amigo.
Por la tarde, toros.
Y eso, es material para otro post...

Un saludín.

PEÑAS EN EL PASACALLE


Posted by Hello

Las peñas salen en el pasacalle con ganas de pasarlo bien. Las peñas más jovenes se mezclan con las más veteranas, y ofrecen un divertido espectáculo.

martes, noviembre 02, 2004

EL SABADO, SEGUNDO DÍA

Tras la noche de fiesta, intensa, larga, con sobreabundancia de lugares donde beber grátis (recuerda, si en Fira te hacen pagar en algún casal, les dices de mi parte que se pongan el cubata donde les quepa), se impone un pequeño alto. Sobre las cinco de la madrugada es el momento de acercarse a cualquiera de los bares que ya están abiertos, para poder tomar algo de alimento.
Un café con leche, un batido de chocolate, unas madalenas, o un plato de jamón, son revitalizadores naturales, que te permiten afrontar lo que te espera.
Sobre las siete y media de la mañana, es hora de ir tomando posiciones en el recinto taurino, en el centro de la villa. Se trata de las calles centrales, que forman un circuito, rodeado por 190 cadafales, de los que te hablaré en otro post, y por donde sueltan los toros y vaquillas, el famoso "bou al carrer".
Como decía, las ocho es una hora importante. Se realiza la entrada de las reses que se exhibirán por la tarde y noche, además de unas cuantas vaquillas para ir haciendo boca a los aficionados.
Antes, la parada obligatoria es el Español. Es un bar pequeño, realmente pequeño, pero por el que pasamos todos. La "barretxa" es la bebida que más corre a esas horas.
En un pequeño vaso, de estos de chupito sin hielo, se vierte la cazalla y el moscatel, fifty, fifty, y se bebe de un trago. Al tercer vasito, se te ha olvidado el sueño, el ardor del estómago, el hambre, y sólo estás para lo que estás. Para disfrutar de los toros, o, en el caso de que no te gusten, como a mí, para irte retirando, y preparar el almuerzo.
Pero este año, no ha sido así.
El jaleo montado con el tan traído y llevado "síndrome de la lengua azul" ha provocado la inmovilización del ganado español, y no ha habido entrada, para desesperación de los aficionados, los del toro, y los de la "barretxa", que no hemos podido cumplir con la tradición.
De todas formas, no ha habido mucha suerte, y por la tarde sí han habido toros.
En el siguiente post hablo del almuerzo, y de la fiesta que supone el pasacalle de las peñas.
Un saludín.

CHARANGAS EN EL PASACALLE


Posted by Hello

Las charangas son la sal del pasacalle del sábado. Tras la noche intensa, de casal en casal bebiendo y bailando, el pasacalle recorre las calles del centro, llenando de color el centro de la villa.
Con la música que aportan estas agrupaciones musicales, es imposible no impregnarse del ambiente festivo.