jueves, junio 07, 2007

Tercer libro: Bautismo de Fuego. La Saga de Geralt de Rivia V


Cada vez que me enfrento a la lectura de un nuevo libro de Sapkowski me embarga la emoción del reencuentro. Y esto ocurre porque los personajes que pueblan las páginas de sus novelas son ya casi de la familia.
Ocurre esto que suele ocurrir cuando disfrutas realmente de una historia y cada uno de los protagonistas de un libro parecen cobrar vida y salir de la bidimensionalidad del papel para unirse a ti en el día a día, y te cuesta horrores despegarte de sus vidas y correrías.
Jaskier, el brujo Geralt, la arquera Milva, el boticario con secreto Regis, Mistle, la siempre ansiada Ciri... Viejos conocidos y nuevos agregados que conforman una troupe que sufre los avatares del destino y, como se descubre en esta nueva entrega, de los antiguos planes dinásticos de poderes superiores.
En Bautismo de Fuego, todos los personajes conocidos sufren cambios sustanciales respecto a las anteriores entregas. El brujo Geralt, que da título (testimonial, ya que el peso de la trama se reparte entre varios de los personajes a lo largo de la saga) se ve obligado a abandonar su elegida soledad para ser acompañado y ayudado por los integrantes de su compaña.
Entre estos, también surgen nuevas situaciones e incluso los nuevos integrantes de la misma ven como sus situaciones se ven súbitamente modificadas y han de afrontar nuevos retos, nuevas formas de vida y nuevos aliados, que quizás antes no fueran amigos precisamente.
La narrativa del polaco es, como siempre, clara, nítida, sin posibilidad de crear confusión. Sus diálogos son directos y sin engaños ni falsos trucos que puedan causar confusión.
Las jergas de la gente del campo están brillantemente adaptadas al castellano, y se aprecia sin dificultad quien es culto y quien tiene la cultura del campo, la del superviviente en tiempos de penurias y guerras.
Porque la guerra es el auténtico protagonista de la Saga, donde nadie es el bueno, y todos son capaces de realizar los actos que demandan los tiempos difíciles, donde nada se justifica pero tampoco se reprocha. Todos los bandos se ven sumergidos en la locura de la guerra y la ilógica lógica del más fuerte se asienta en los campos, en las aldeas y en los campos de refugiados.
Y en mitad de esta sinrazón, la búsqueda de la Niña de la Sorpresa se antoja más importante de lo que parecía en un primer momento, ya que en las altas cúpulas de la magia se revela su identidad real. El brujo y sus aliados intentan recuperar a una niña, mientras que el resto de los personajes buscan una posición de privilegio gracias a su estirpe. Y ella, mientras, vive una vida de tragedia y dolor ajena a su destino en medio de una banda de ladrones y asesinos que la tienen como uno más de sus efectivos.
El humor y la crítica social están presentes en el libro, igual que en los anteriores, y espero, en los dos que quedan para cerrar el viaje del brujo. En este, temas tan candentes como el aborto, la responsabilidad frente a otros, la oportunidad y los horrores de la guerra a los que son sometidos gentes que nada tienen que ver con ella son tratados con tacto, pero con crudeza. Aderezados, eso sí, con un tono de despreocupación que en nada afecta al mensaje que intenta transmitir el autor (reflexiones en voz alta, diría yo) y lo integran en la historia y al modo de ser y sentir de sus criaturas literarias.
Me pongo ya mismo con el siguiente libro de la Saga, La Torre de la Golondrina, y espero con impaciencia el desenlace de este culebrón al estilo fantástico, que tiene a todos los que nos sumergimos en él atrapaditos.
Yo de ti, buscaría estos libros, y los disfrutaría como lo estoy haciendo yo. Es una muy buena opción...

Por cierto, aquí encontrarás una entrevista que realicé al autor hace un par de años.

Un saludín

6 comentarios:

Pedro.J Cifuentes dijo...

Eeeese tio que se ha leído un peaso libro!!!!

Para mi, lo del vampiro es impagable, igual que ese final tan paradogico y esa lenta progresión de Geralt y compañía por las tierras desoladas: verdaderamente espeluznante.

Un saludo y un aviso: La torre de la golondrina es incluso mejor.

Crónicas de Sepelaci dijo...

Cifu, me ha gustado más la puntilla final del libro.

Ahora, Geralt sí es de Rivia...

Un saludín

Victor Palmero dijo...

Buenas, soy Víctor Palmero... espero que todo genial.. He pasado para cochimerdear un poquito que se cuece en tuvida... y para comentarte que soy el nuevo propietario temporal del libro "En 2 palabras A-LUCINANTE" que encontré en Gardens, ya lo he registrado en book crossing. Me imaginé que sería tuyo jeje.

Genial el anuncio de COCA-COLA además de ser mi desayuno y merienda [vale, ya se ke esto es de COLA-CAO] y chiflarme con hielo y limoncito... sus campañas de marketing nunca pasan inadvertidas.. y suelen encantarme.

Un fuerte abrazo. y hasta que te vea por telepizza.

Crónicas de Sepelaci dijo...

Vaya, tocayo, bienhallado.

Sí, he visto la entrada en bookcrossing. Espero que esto te anime y vayas liberando libros también.

A ver si conseguimos crear una comunidad activa en Onda, que falta hace.

Bueno, a seguir leyendo, que eso es sano.

Un saludín

Crónicas de Sepelaci dijo...

Pedro, me está encantando la Torre de la Golondrina. En unos días lo termino y reseño, que me tiene cautivado...

Un saludín

Pedro.J Cifuentes dijo...

Bueno, pues contén la respiración que para mi hay un set piece que es lo mejorcito de la serie.

A ver si coincidimos en localizarlo, pero mientras tanto, disfruta del libro!!!!