viernes, diciembre 30, 2005

SE ACABA EL AÑO, COMIENZA EL LÍO

Falta poco más de día y medio para que el 2005 pase a mejor vida, y con su huida, llegará un 2006 que va a comenzar fino...
Para abrir boca, ni el tiempo se aclara, ya que la primera hora del año contará con un minuto de 61 segundos, para cuadrar el reloj atómico con la rotación terrestre, que se ve que va frenando.
Después, inmediatamente después de las doce, los cigarrillos, puros, porros y pipas desaparecerán de la vista para siempre jamás, para perderse en el limbo de las libertades y todos respiraremos mejor y no tendremos cánceres de pulmón.
Menuda la ha líado el gobierno este que hemos elegido... (o no)
Resulta que a partir de las 0:00 del 1 de enero de 2006, fumar pasa a ser un delito tipificado en la nueva ley Antitabaco.
Los bares, restaurantes, cafeterías, salones de banquetes y demás, que tengan más de 100 metros cuadrados, tendrán que habilitar un lugar para fumadores... del 30 % de la superficie total del local.
Vaya, que bien...
En la teoría, esto hará que los bares, restaurantes, etc., se conviertan en "espacios sin humos", y sea más sano ir a dejarse el hígado en los mismos.
Estupendo.
En la práctica, esto hará que muchos locales tengan que gastarse más de 10.000 euros en una reforma que tendrá el local cerrado unas semanas, con la correspondiente pérdida de competitividad, ingresos y posibles de los propietarios, que no todos están tan boyantes como nos quieren hacer creer. También hará que la clientela se encierre en un cuchitril, en el que se hará imposible respirar, y que estará, a la fuerza, separado de las zonas de paso, y por consiguiente, de la barra, el lugar de trabajo de los camareros.
Me comentaba mi camarero de cabecera que los arreglos en su local han de ser monstruosos. Cambio de lugar de la puerta, por consiguiente de la barra (o, en su defecto, habilitar otra), y como la mayoría de los clientes fuma, pues estarían todos allá.
Peor, tal y como yo lo veo, si sales con los amigos, y en el grupo hay uno que fuma, tienes que marginarlo, hacerle salir a fumar, apartarlo del grupo, o hacerle entrar en la zona de fumadores, mientras el resto está en la de no fumadores.
O al contrario... Todos en fumadores, excepto uno, que no fuma, y que debe quedarse fuera, porque ocupa un espacio precioso para un fumador.
Que no todo el mundo fuma a todas horas, cierto. Pero cuando apetece fumar, es cuando estás con los amigos, disfrutando de los escasos ratos libres.
Una putada vamos.
Y vayamos a las discotecas, por ejemplo.
Los fumadores deberán salir fuera a echar el pito. O debe de existir una zona para fumadores...
¿Será con música?
O, ¿será un cuartucho con muchos ceniceros, poca luz y sin música para que no entre nadie. De todos modos, como bien saben en el gobierno, la gente no va a las discotecas por la música...
En conclusión, que el gobierno, este del talante, ha metido la pata, pero bien. Porque la cuestión no están en que los fumadores dejarán de fumar, sino que atentan contra la cordura de los empresarios hosteleros, que ni tienen información horas antes de la aplicación de la ley, sino que además, les forzarán a gastar un dinero, que, a la larga no servirá para nada, porque lo que prima, ahora, hace dos años y mañana, será el entendimiento entre las personas que compartan un espacio.
Fumadores criminalizados, no fumadores alucinados y hosteleros, atacados por varios frentes...
Pues empezamos bien el año...
Un saludín

No hay comentarios: