martes, enero 03, 2012

Leyendas Urbanas: Hoy, muertes de cine

En este mundo, en el que cualquier cosa es susceptible de convertirse en una leyenda urbana, nos faltaba la inclusión del cine y la televisión. La ficción que se puede ver en estos medios que surgieron en los primeros años del siglo XX propiciaron que las leyendas sobre actores, actrices, directores y demás profesionales proliferasen como setas.

Las películas también están realizadas por cientos de técnicos que no figuran en luces de colores en los carteles, y muchas veces es a ellos a los que se señala en estas leyendas surgidas del séptimo arte. Este post recoge algunas de ellas, en las que se habla de muertes, accidentes trágicos y accidentes variados. Todos ellos, claro, simples leyendas urbanas.

En Ben-Hur, la mítica película de 1959, dirigida por William Wyler y protagonizada por Charlton Heston, tuvo su momento leyenda urbana, y es difícil que alguien contradiga lo ocurrido. Se comentó durante mucho tiempo que un extra murió aplastado durante la célebre carrera de cuádrigas. Afortunadamente, se trata de una falsedad. Nadie murió en ese rodaje, aunque seguramente, habrían algunas contusiones. Como ocurre siempre que se trabaja con animales. Y más, en una carrera como esta, rápida y emocionante.

Algo similar ocurrió en Doctor Zhivago. En este caso, el rumor situaba a una mujer bajo las ruedas del tren. Como consecuencia de este acidente, la extra perdió sus piernas bajo el metal de la locomotora. Otra vez, se trata de una falsa información. Nunca ocurrió esto.

Los extras y especialistas tienen un riesgo evidente en sus trabajos, pero estos casos no son reales. Como tampoco lo es la historia que cuenta que una mujer murió asfixiada tras ser cubierta completamente por la pintura dorada que exigía el guión de Goldfinger.

Otro que lo pasó bastante mal fue el extra que se suicidó durante la grabación de El Mago de Oz, y al que se puede ver caer en una de las más famosas escenas, cuando los cuatro compañeros de viaje se dirigen a la ciudad por el camino de baldosas amarillas. Tan mal lo debió pasar, que nunca se suicidó. Otra leyenda urbana que cae.

Tampoco murió el especialista que se dice que cayó abatido en La Conquista del Oeste. Aunque sí que es verdad que Brandon Lee, hijo del rey del kung-fu, Bruce Lee, fue abatido por un disparo desafortunado en la grabación de una escena de El Cuervo

Fuente: Snopes

No hay comentarios: