miércoles, enero 11, 2012

Insólito Mundo...

...De la alimentación: Cuando vamos a comer ostras, es costumbre echarle un chorro de limón al molúsco. Es una manera de suavizar el sabor de este alimento, que se ingiere vivo y sin cocinar. Pero es mucho más importante que todo eso. En la ostra vive una bacteria del género Vibrio que la ingerimos con ella. El limón cambia el PH del cuerpo de la ostra y la mata. Lo ideal es echar el limón sobre el molusco, dejarlo actúar en un par de minutos y luego, disfrutarla.

1 comentario:

lorena dijo...

:) es una curiosidad muy saludable. La verdad es que la mayoría de gente piensa que el limón es para potenciar el sabor, y no!! hace ambos efectos.

La verdad es que hay muchas maneras fáciles de evitar intoxicaciones alimentarias y ésta es una de ellas.

:)