lunes, enero 02, 2012

Insólito Mundo...


De las profesiones: Hay algunas profesiones muy curiosas, como por ejemplo, el sexador de pollos. No se trata de una profesión baladí, ya que es complicado determinar el sexo de los polluelos en una granja. Apenas hay elementos que ayuden a saber si se trata de un pollo o una gallina, y eso es fundamental para dedicarlos a carne o a poner huevos.

Hay varias maneras de saberlo, como el análisis de ADN, pero los más expertos pueden averiguarlo mirando la cloaca, ya que hay pequeños matices que los difencian. Los genitales masculinos y femeninos están ocultos y es solo en esa diminuta parte del cuerpo, donde podemos identificar algunos rasgos que nos digan de que sexo es.

Pero cuidado, solo después de varios meses de entrenamiento y aprendizaje se es capaz de diferenciarlos. Esta profesión nació en Japón en los años 20 del pasado siglo, y los más expertos, los que valen de verdad, tienen un porcentaje de éxitos del 99,9 %

1 comentario:

lorena dijo...

Muchas cosas todavía por conocer nos quedan. Muchas cosas que todavía nunca nos hemos preguntado. Muchas cosas que nadie nos ha contado. Muchas cosas que aún no hemos vivido.

Pero, gracias a día de hoy podemos leer y aprender sobre cosas que ni nos imaginábamos aprender.

Hay que continuar contando cosas, cosas que la gente no se suele preguntar,hay que adelantarnos a nuestros lectores.

Un saludo.