martes, noviembre 02, 2010

Fira d'Onda: Padres delincuentes


Hola, me llamo Víctor Alós y, como tantos padres durante esta semana, soy un criminal peligroso. Sí, no es asunto de broma. Un presunto “agente de la autoridad”, me amenazó, igual que a cientos de padres durante las fiestas locales, (Fira d'Onda, se llaman), con una multa de 3.000 euros si hacíamos algo tan deleznable y socialmente infecto como cruzar una calle o permanecer con alguno de mis hijos debajo de un cadafal, una actividad que, sin saberlo durante más de cuarenta años, resulta ser dañina para todos los vecinos.
Me aseguró este señor que “los menores no pueden estar bajo los cadafales, bajo multa de 3000 euros”, disfrazado como si fuera miembro de cualquier peña festiva, y sin identificarse como miembro de un presunto servicio de seguridad del que nadie sabía nada. Ante la lógica rebeldía (¿quién es ese tipo vestido de azul para darme órdenes?) se personó otro, con más rango (presuntamente, porque tampoco se identificó) que insitió (cierto es que con mejores maneras y ofreciendo alguna explicación : “lo dice la ley”).
La incongruencia llega cuando asegura que “los menores, fuera en la calle o sobre los cadafales”, y ser testigo como amonestaban a menores (y sus padres) al ir a acceder a los cadafales... pasando por debajo.
Lo que me resulta curioso es que me (nos) cataloguen de criminal(es) multable(s), cuando pasee junto a los cadafales junto a mis hijos, sin acceder al recinto taurino, o que lo hagan con algún padre o madre que intente cruzar para llegar a su cadafal, o ya el colmo de la estupidez, a su propia casa, como sé que han ocurrido casos.
Mientras, los toros, eso que es “una tradición milenaria” que hay que “mantener a toda costa” se comen la simple libertad de poder acercarse a verlos. Por suerte, a mí los toros me la traen floja, más aún si me van a costar, no ya lo que se gastan en ellos en la Fira, sino una multa de medio millón de las antiguas pesetas porque mis hijos, porque a algún descerebrado le ha parecido bien, no puedan ni acerarse a ver “el bou de fira”, que tanta fama dicen que tiene.

6 comentarios:

duohadas dijo...

Hola Victor, a mi tampoco me gustan mucho los toros y menos en las corridas, pero a mi nieto si que le gustan y mucho. A mi me pasó lo mismo que a ti, uno de estos chicos me advirtio amablemente que tener a los niños debajo del cadafal estaba prohibido y entonces recordé que lo havia oido en la tele unas semanas antes. Creo que lo que hacen es colaborar en nuestra seguridad y la de nuestros pequeños. Este tipo de festejos tienen unos horarios estipulados en el programa de fiestas, siguiendo estos horarios podemos dejar a nuestros hijos en los cadafales mucho antes de que empiecen los festejos taurinos y no ponemos en peligro su vida intentando cruzar el recinto taurino para intentar llegar al cadafal. En cuanto a la multa ¿ cuanto vale la vida de un niño... ? creo que una sociedad se rige por unas leyes y estas se tienen que cumplir , es blanco o es negro pero sin matices grises. Siempre hay formas de pedir las cosas, a mi me toco el chico educado, tu a lo mejor tuviste menos suerte y te tocó el vacilón de turno. No te acalores por estas cosas que yo se que tu eres mucho más inteligente. Un abrazo de Eduardo Badenas.

Crónicas de Sepelaci dijo...

Pues no, Eduardo, no. La hipocresía de estas normas no hace otra cosa que ir quitándonos más derechos y más libertad. Se llama estado paternalista, y es propio de los regimenes dictatoriales.
El estado no puede sustituir a los padres en cuestiones de responsabilidad, y los niños, por estar debajo de los cadafales, no corren más peligro que estando detrás de las vallas.
No se puede dar a un personal civil, encima, sin ir debidamente identificado, autoridad sobre a quien sancionar o no. Para eso están los policías.
Interrumpir un servicio policial para multar con 3.000 euros a un padre de familia que está intentando disfrutar de la Fira con sus hijos no me parece una prioridad, cuando hay cosas que pasan y en las que no actúan (por falta de medios, por falta de personal, etc).
Y no te equivoques. Se trata de una norma para no complicar más la situación del Bou al Carrer, no para proteger a nadie. Porque proteger ¿de que?
Un saludin

Crónicas de Sepelaci dijo...

Por cierto, Edu... Eso de nieto, duele... :-)

Un saludín

duohadas dijo...

Hay que proteger a los niños de padres irresponsables, los derechos del padre terminan donde empiezan los del menor. A mi no se me ocurriria por ejemplo subir a mi nieto de 6 años en una motocicleta y llevarlo de paquete por la autovia a 120Km/h, lo considero exactamente igual de peligroso que cruzar una calle donde hay un toro suelto o tenerlo a 2m de distancia del mismo aunque lo separen una fila de barrotes, piensa que normalmente hace más daño la gente al intentar refugiarse que el propio animal.

Pablo dijo...

En Ningun sitio pone q los menores no pueden estar bajo los cadafales.como menores q son solo pueden acceder como meros espectadores y la recomendacion de estar a 1.5 m de los barrotes. Que sentido tiene q no pueda estar bajo un cadafal y si en una talanquera de cerramiento de calle. Es exactamente lo mismo.y en el decreto ley no lo pone por nungun sitio.

Pablo dijo...

En Ningun sitio pone q los menores no pueden estar bajo los cadafales.como menores q son solo pueden acceder como meros espectadores y la recomendacion de estar a 1.5 m de los barrotes. Que sentido tiene q no pueda estar bajo un cadafal y si en una talanquera de cerramiento de calle. Es exactamente lo mismo.y en el decreto ley no lo pone por nungun sitio.