miércoles, febrero 03, 2010

Insolito Mundo...


DE LOS INGLESES: El puritanismo británico del siglo XIX tuvo su culmen en el código de lady Gough, quien dijo, entre otras joyitas, que “los libros de autores varones no debían de estar, en casa de un buen cristiano, compartiendo estantería con autoras femeninas, excepto, claro está, si estos y estas fueran matrimonio”.

No hay comentarios: