jueves, enero 21, 2010

Insolito Mundo...


DE LA HISTORIA: El mítico cardenal Richelieu vivía con 14 gatos. Su afición a estas mascotas era de sobra conocida y llegó tan lejos que a su muerte dejó en herencia a sus mininos una casa, la comida asegurada por una cuantiosa asignación económica y dos cuidadores para que no les faltaran mimos y cuidados.

5 comentarios:

J.E. Alamo dijo...

Esa costumbre es muy inglesa y también, americana. Habla mucho de la soledad de la gente cuando se hace mayor.

J.E. Alamo dijo...

Por cierto, Victor, ¿recuerdas lo que hablamos en la KDD? ¿Te animas?

Gerardo Macías dijo...

Por eso se llevaba mal con los Mosqueperros

Crónicas de Sepelaci dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Crónicas de Sepelaci dijo...

Gerardo: ¡Ahí le has dao!

Joe, dame más pistas, que lo mío es de juzgado de guardia. Por cierto, que da igual lo que sea, que ya lo sabes... ¿A quien hay que bombardear?
XD

Un saludin