martes, octubre 20, 2009

Sopar de penyes

Como ya te comenté hace un par de días, estamos de Fira.
Onda es un jaleo considerable. Los casales y las peñas se han adueñado del pueblo y la fiesta supura por todos los poros, asoma por cada calle.
Como mi hijo Álvaro es acompañante de una dama infantil, hemos podido disfrutar de una Fira distinta a la que conocíamos. Es una Fira oficial, de actos protocolarios, prisas y caterings.
Pero también tiene su cosita.
Los papás y mamás de las damas y damos solemos acudir juntos a los actos y la cena de peñas del lunes no ha sido una excepción.
La Cena de Peñas, el Sopar de Penyes, reúne a unos 6000 comensales, que disfrutamos de un estofado de toro que suele quitar el "sentío", acompañado de los bocadillos que llevamos (suele ser una ración de degustación), pero este año, como comitiva "oficial", estabamos invitados por el Consell de Festes.
Nos han sentado en primera fila, nos han invitado a bocadillos y pasteles y hemos estado de fiesta y charla hasta el comienzo de espectáculo.
Normalmente, este es un increíble piromusical, obra de Pirotecnia Caballer, que nos deja boquiabiertos y emocionados.
Este año, por problema de espacio físico, se ha sustituído por una actuación de la Big Band de Onda, una formación jazzística formada por músicos de la Unión Musical Santa Cecilia (aunque la Big Band se haya desmarcado de la entidad, pero eso... es otra historia).
El espectáculo ha sido presentado por mi buen amigo Javi Aguilella, que enseguida ha sido apoyado por la actriz ondera Carmen Juan, que puedes ver en una serie de Canal 9 que se llama La Alquería Blanca (yo no tengo ni idea de qué es, pero parece ser que tiene bastante audiencia).
Probablemente, lo mejor de la noche haya sido el guión escrito y escenificado por Javi y Carmen, pero eso sería decir que la orquesta no ha estado a su nivel y eso sería mentira.
Grandes temas interpretados por grandes músicos y con el aliciente de contar con la presencia de Yunke, el mago.
Mágia e ilusión conjugadas para crear un momento único y fantástico.
Sobraba un primer número con perros, que aunque no ha estado muy mal, tenía cierto carácter no se, reivindicativo, que ha logrado aburrir a muchos de los espectadores.
Menos mal que el resto de la velada ha sido ameno, entretenido y por qué no decirlo, genial.
Músicos, bailarines, cantantes y un duo presentador que nos han arrancado al final un largo aplauso para poner punto y seguido en la Fira, que afronta ahora los días de entre semana, algo más tranquilos que el primer fin de semana.
Pero esto no ha acabado...
Un saludin

3 comentarios:

Juanjo dijo...

Si algo fue el espectáculo (que no vi entero), fue atrevido, porque buscó la originalidad para sustituir al pirotécnico que tan extendido y arraigado estaba entre los ondenses.

Mi aplauso a todos los que trabajaron en la Big Band ayer.

Un saludo.

J.E. Alamo dijo...

Pues a disfrutar que son cuatro días y encima la mitad de crisis.

Pharpe dijo...

Me ha parecido muy interesante, habrá que ver si algún día vamos a las Fiestas de Onda. Saludos