domingo, octubre 11, 2009

Series que me atrapan: Dead Set


Antes que nada, he de confesar que no he visto de Gran Hermano nada más que algún resumen y gala del primer programa y alguna cosa más de aquil de Fresita y el granjero. No suelo prestar demasiada atención a los reality shows, habiendo una ficción tan estupenda ultimamente.
Pero la idea de juntar esa ficción con algo real, como son la versión británica de Gran Hermano y los zombis "rápidos" de "28 días después", se me hizo muy, pero que muy sugerente.
Así que me dispuse a disfrutar de la gala de Big Brother y lo hice como se suele hacer eso: cenando.
Comienza el primer capítulo en el día sesenta y pico. Space está en el invernadero, pensativo y fumando, y el resto de los concursantes andan en lo suyo. Unos en el confesionario, quejándose del chulito de turno, otra haciéndose las uñas, otro filosofando y dos pegándose el lote alegramente en el Jacuzzi.
Es noche de eliminación y hay tensión en el ambiente.
Y tanto...
Resulta que esa es la noche en que se desata la infección zombi, cuyo origen es desconocido, como debe ser, y acaba llegando al estudio donde se graba el programa.
Los espectadores reunidos en la puerta de la casa se convierten en el aperitivo de los zombis, y luego son ellos los que entran en el edificio de la productora a servirse un "lunch" frío. Hasta la presentadora, Davina Mc Call, la auténtica presentadora de ¨BB", cae víctima de los afliados dientes de los muertos viventes y comientes.
Lo bueno de esto es que en la casa, se salvan de todo el marrón porque están aislados.
Es exactamente como ocurriría en realidad. Las propias características del edificio les impide salir, pero también impide entrar a los torpes zombis.
Una de las ayudantes de producción, Kelly, consigue entrar y les cuenta lo ocurrido, y claro, no se lo creen hasta que entra un ex-cámara con ganas de tomar un aperitivo.
A partir de ahí, la serie se adentra en el típico mundo post-apocalíptico zombi, en el que se han de mover rapido para sobrevivir y conseguir provisiones y medicinas.
También hay una vista fuera de la casa, gracias al novio de Kelly, que ha quedado aislado en el quinto pino, girando a la derecha, y pretende llegar a la casa para salvar a su chica.
Muertes imprevistas, reencuentros, listos que acaban siendo la cena de los bichos, y tontos que acaban siendo más inteligentes de lo que nos creíamos son los alicientes de una serie creada para reirse de sí mismos.
Y es que está producida por la misma productora que hace el BB inglés. Algunos de sus partipantes son actores con pequeños papeles, y la presentadora, como he comentado, es la misma que la del programa.
Un desmadre divertido, con bichos, apocalipsis, pocas (ninguna, realmente) explicaciones de por qué ocurre todo, y que nos permite asistir a otro "experimento sociológico" con los chicos de la casa.
¿Te imaginas a Fresita, Iván y Jorge enfrentados a zombis asesinos?
Ahí tendría algo lo de "¿Quien me pone la pierna encima para que no levante cabeza?".
Un saludín

1 comentario:

Pharpe dijo...

Tiene su originalidad desde luego, habría que echarle una visual. Ya te contaré. Saludos