sábado, octubre 24, 2009

Macaco en Fira d'Onda


Segundo concierto de Fira, primero del Consell, en el segundo y último fin de semana de la Fira 2009. Que pasará a nuestra historia porque Álvaro, mi hijo, ha sido acompañante de dama por su cole.
Toda una fiesta que nos ha llevado a vivir esta Fira de manera muy diferente a otras.
Pero lo que iba a comentar yo hoy era el concierto que Macaco ofreció anoche en Onda.
Tuvimos un pequeño susto cuando anunciaron que cambiaban el lugar del concierto debido al viento del día anterior y a la amenaza de lluvia. Del Multiusos, un lugar al aire libre pero con una buena condición acústica, al Polifuncional, un pabellón en el que debería estar prohibido hacer cualquier cosa que no fuera ir detrás de un balón.
Y es que la sonoridad de la cosa esa deja bastante que desear.
Vamos, que meter un concierto ahí es condenar al técnico de sonido a un ataque de ansiedad y a los asistentes a una huida en estampida, porque más allá de los dos metros, no se escucha nada de nada.
De todas maneras, hay que decir que tras varios minutos de darle a las teclas, el técnico consiguió salvar la situación y sonó bastante bien. No perfecto, pero bien.
Vibramos con los temas más clásicos del Mono Loco, bailamos y saltamos al ritmo fusionado de su música y cuando llegaron los temas de su último trabajo, y en especial MOVING, aquello fue el apoteosis.
Comentaba con Nadal Escrig, responsable de prensa del ayuntamiento, que habrían unas cinco mil personas en el pabellón, que no está nada mal.
Macaco es un tipo que lo da todo en el escenario, que se vuelca en la gente (aunque le sobró aquello que repetía tanto de "ondacastellón". Ya sabemos que estamos en Castellón, pero esto es Onda, a secas) pero fuera, también.
Como miembros de la comitiva de la Corte de Honor Infantil, allá que nos fuimos los papás y mamás de damas y damos, y acompañamos a Adela, nuestra Regina Major. Tras una larga espera, para que se refrescaran y demás, Macaco bajó y nos atendió sin ningún tipo de problemas.
Firmas en las bandas, en libretas y fotos con todo el mundo.
Tan majo llegó a ser que Claudia, que se había disfrazado de... bueno, digamos que de dama folcklórica, a falta de un adjetivo mejor, se acercó a él y de repente, Adela le pidió al cantante que le cantara el cumpleaños feliz (el viernes cumplió seis años).
Y lo cantó.
Ilusionada por el tema, se sonrojó y quiso esconderse, pero al final, ahí se quedó y fue la anécdota de una noche especial, mágica.
Y la Fira va acabando y aunque ahora, cuando escribo esto, todos los demás ( y me refiero a todos los demás) están coreando a la Supermàgic en la Tombats, yo me voy a ir retirando, que estas ferias han sido distintas, pero divertidas.
Y, por cierto, si Macaco actúa cerca de tu casa, ni lo dudes en acercarte. Lo disfrutarás.
Un saludin

3 comentarios:

Juanjo dijo...

Vaya, me alegro de que lo pasárais bien.

Un saludo.

Gin dijo...

La veritat és que el tio si que pareixia ben majo. I quin detall amb la xiqueta! :D

Gin dijo...

Ah, se m'oblidava: Cada vegada que dia ondacastellón a mi se m'enduien els dimonis!!!