lunes, octubre 12, 2009

En el cine, dentro de poco...

Si ha habido un punto de inflexión en el cine de animación, ese fue el estreno de Toy Story.
Disney se unía a Pixar, un estudio en el que no sólo se hacían películas con tecnología no vista hasta entonces en cuestión de animación 3D, sino que cuidaban y mimaban sus historias y los diálogos.
No eran películas para niños estúpidos, sino para niños y adultos.
Tras esta, llegaron otras, tan interesantes, inteligentes y divertidas como ella, pero quien pega primero, pega dos veces, y ahora, tras una brillantísima secuela, nos va a llegar esto:

Y mira si vale la pena, que no me importa que el vídeo ocupe parte de la barra lateral derecha.
Un saludín

2 comentarios:

Juanjo dijo...

Si quieres, te puedo decir cómo se hace para que el vídeo no ocupe la barra lateral derecha.

La peli, ¡la veremos!

Un saludo.

Pharpe dijo...

La verdad que tengo ganas de verla, pero no sé si podré, porque hay tantas que quiero ver que no sé de donde voy a sacar tiempo para todo. Saludos