miércoles, septiembre 30, 2009

Releído: La Joya Gehenna, de Peter David y John Buscema

Decir, a estas alturas, que Peter David es uno de los escritores de cómics "mainstream" (usease, industriales, comerciales, de superhéroes) más capaces de la industria es baladí. Intentar demostrar que John Buscema narra como nadie y sus páginas tienen una fuerza brutal, que para sí quisieran muchos dibujantes actuales, es una pérdida de tiempo.
Se sobreentiende.
Si a A le añades B y le pones C, o sea, las tintas de un Sienckiewicz en su mejor momento, tienes una historia de aventuras, aderezada con toques sobrenaturales y si encima le añades uno de los más carismáticos personajes de Marvel, lo que tienes es La Joya Gehenna.
Una pequeña obra maestra (¿hay, acaso, obras maestras pequeñas?), que reúne todo lo bueno que tiene el cine de aventuras de los años 40, con lo interesante que aporta el de los 80 y que cumple, no con nota, sino con matrícula, el dificil arte de entretener.
Esta es una historia de la época de Parche, ese estúpido disfraz que Lobezno usó para pasar desapercibido en una inhóspita isla del Pacífico, y que David se carga de un plumazo utilizando uno de los recursos más chorras de la historia de la ficción.
Los elementos sobrenaturales, la estética, ¡el avión!, nos remiten a las películas en blanco y negro, a Los Cuentos del Mono de Oro, a Casablanca y a Indiana Jones, un decorado que no puede fallar en manos de tan habilidoso equipo creativo.
Volví a leer el tomo de Planeta (dorados años de Forum, cuando las ediciones eran cuidadas y Uno no se dejaba la vista en paneles oscuros y las páginas y los diálogos estaban donde les correspondían) tras haber nombrado la saga en varios programas del podcast. En todos ellos, tanto David (Baldeón), como Cifu, como Toni, recordábamos con cariño la historia.
Y a diferencia de tantas otras, ha envejecido (no, se ha añejado) con dignidad y sin apenas dar muestras del paso del tiempo.
Una gran historia, que hay que retomar de vez en cuando y comprobar que aunque no todo tiempo pasado fue mejor, algunas cosas superan, con mucho, otras más recientes.
Un saludín.

1 comentario:

Pharpe dijo...

No la conocía, suena muy interesante, gracias por la aportación. Saludos