jueves, septiembre 17, 2009

Insólito mundo...


DE LA ALQUIMIA: Los alquimistas, durante siglos, han atribuido al polvo de momia incontables virtudes: curaba los dolores de cabeza, el asma o la impotencia. Por eso, era normal recetarlo, y para ello, se expoliaban los yacimientos donde se hallaban. O se falsificaban las momias.

1 comentario:

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Se ve enseguida que fue un tipo simpático.