jueves, agosto 06, 2009

La Romería del Salvador

Como cada año, el día cinco de agosto toca la subida a pie al Salvador, la ermita que está a unos ¿nueve? kilómetros de Onda. Encabezando la comitiva van "Els tabalers i dolçainers" de Onda, que nos amenizaron la subida con su música.
Detrás, la Corte Infantil del año en curso y la que entrará en octubre (y que me pilla de cerca este año, porque Álvaro es acompañante de Dama).
La Corte y Reina de la Fira 2008 y la Reina entrante van detrás e inmediatamente después, ayuntamiento y Consell de festes.
Y luego, miles de ondenses...
Este año ha habido una parada extra, ya que al poco de salir una empresa de neumáticos ha repartido sombreros de paja y, ¡hasta tenían a Bibendum recibiendo a los romeros!. Un lujo, vamos.
A pocos metros del final, reparto de agua, y al final, un pequeño obsequio recuerdo de la subida y un refrescante vaso de granizado y un trozo de "coca mal feta" para recuperar el fuelle. Si no te veías atrapado entre la jauría de señoras mayores que se tiraban sobre las mesas como si no hubieran comido en diez días, claro.
Vamos, que como es gratis, vale pisotear, empujar, tirar vallas y lanzarse encima de carritos de bebé.
El himno al Salvador pone punto y final al acto y después, cada uno a por su cena y a disfrutar de las diferentes propuestas musicales de la noche.
Por cierto, también se pudieron ver los carteles participantes en el concurso para elegir el que pondrá cara a la Fira 2009.
Adivina. El de los cuernos.
Como siempre, que la tradición es la tradición.
El público, no tan sabio como el jurado, comentaba que el que estaba al lado del de los cuernos era mucho más original y hasta más bonito.
Pero, bueno, esas cosas pasan...
En fin, que una vispera más del Salvador pasada, con ánimo, una buena sudada pero con entretenimiento, que es algo que no debe faltar durante el verano.
Un saludín.

2 comentarios:

Guillem López Arnal dijo...

Pues no sé si te lo vas a creer, pero yo tomé la comunión en Onda, y el día antes nos llevaban a San Salvador. Ha sido la única vez que pasé por la confesión. "¿Pero qué le digo al cura? -le decía yo a la monjita-profesora de mi cole." "Tú dile todos tus pecados" Ja, con ocho años que tenía, le dije que discutía mucho con mi hermana. Qué recuerdos Ondenses.
Un saludo y a pasarlo bien!

Crónicas de Sepelaci dijo...

Pues vaya, una sorpresa. Lo de la Primera Comunión siempre tiene algo que se queda en la memoria. Y suele ser esto, lo de la confesión o lo del vinito...
Un saludín