jueves, agosto 27, 2009

Insólito mundo


De la literatura: En ocasiones, un desafortunado accidente puede crear un genio. El niño de seis años John Roland Reulen Tolkien sufrió la picadura de una tarántula, que le dejó al borde de la muerte. Durante la convalecencia leía un libro de seres mitológicos, que le impulsó a estudiar más sobre ellos y años más tarde, esta afición dio lugar a un Universo literario que sigue vigente.

1 comentario:

Pharpe dijo...

Es curioso las vueltas que da la vida, verdad? Saludos