domingo, agosto 23, 2009

Insólito mundo


DE LAS PRISIONES: Cuando en la Londres del siglo diecinueve, Scotland Yard comenzaba su andadura contra el crimen y no contaba con medios suficientes, utilizaba un original sistema para controlar a los detenidos: los esposaban junto a voluntarios, que cobraban unos chelines por pasar una noche controlando a los criminales.

No hay comentarios: