viernes, julio 17, 2009

Insólito mundo...

DE LAS MASCOTAS: En Edimburgo hay un monumento dedicado a un Skye Terrier llamado Bobby. Se trata de la mascota de John Grey, que murió el 15 de 1858 y junto a cuya tumba permaneció el perro durante 14 años, hasta que falleció. Como premio a su fidelidad, se le hizo un monumento que todavía existe en la ciudad.

No hay comentarios: