miércoles, junio 10, 2009

Mirada al Aire

De parques y bienvenidas

Vivo en la entrada a esta nuestra ciudad, y tengo el gusto de ver, cada mañana cuando salgo de casa, uno de los parques más exuberantes y grandes de Onda. Es un rincón entrañable, que lleva ahí desde hace años, con el verdor explotando ante mis ojos y los de mis vecinos y, además, es el encargado de dar la bienvenida a los que vienen a vernos y visitarnos desde otras poblaciones.

El verdor que presenta se encarga de dar el “hola” y presentar Onda a estos visitantes, a dar la cara por todos nosotros y anticipar lo que pueden encontrar aquí. Es la tarjeta de bienvenida y lo primero que ven los ojos forasteros.

Si tuercen un poquito la vista, claro, porque si vienen desde Vila-Real, no pueden verlo, ya que se encuentra justo, justo, encima del puente por donde entran, a su izquierda.

Las pobres ratas que lo frecuentan, en compañía de animales de otras raleas, asoman, tristes, la cabecita por encima de la vegetación descuidada y bochornosa, en espera a que alguien se apiade y de una miradita al jardín, tan descuidado y vergonzante, que preside la entrada a nuestra ciudad, el que da la primera impresión de lo que, a lo peor, quien venga de fuera, se puede encontrar.

Abandonado a su suerte y vergüenza por el Ayuntamiento (porque no es suyo), y por su propietario (porque le da la gana), preside la entrada a Onda, orgulloso, maloliente, pútrido, insalubre y llevando la vergüenza de los vecinos que han de soportarlo frente a sus casas como bandera y orgullo.

¿Quién dijo que no hay espacios verdes en Onda? Si hasta salvajes los hay…

Un saludín

2 comentarios:

Juanjo dijo...

Ya lleva años así ya... Deberían hacer algo con ese solar, que así no está bien.

Saludos.

Crónicas de Sepelaci dijo...

Es una vergüenza, Juanjo. Pasear por esa acera y encontrate con eso... No lo deberían permitir.
Un saludin