viernes, junio 26, 2009

Michael y Farrah, adiós conjunto.

Vaya jueves.
Por la tarde, nos levantábamos de la siesta con la noticia de la muerte de Farra Fawcett, un ángel rubio que nos encandiló en aquella serie de los 70. Como hay quien ha expresado muy bien quien y qué representó esta actriz estadounidense, enlazo con el blog de mi buen amigo Salva Isert, quien le ha rendido un merecido homenaje.
Este es el artículo.
Y cuando estaba a punto de apagar el ordenador, visitando la página de Twitter, me doy de narices con la noticia de que otro grande ha iniciado el viaje al otro lado.
Michael Jackson, Jacko, el Rey del Pop, esa persona que se hizo lo inenarrable en su cuerpo por un estúpido ideal estético, sufrió un paro cardiaco y fue al reino de los genios.
No es que yo sea un fan de los de seguirle incondicionalmente, y mucho menos ultimamente, cuando su vida ha sido noticia más por extravagancias y locuras varias que por su carrera musical, pero siempre le he considerado como uno de los grandes de la música pop.
Vibré como no lo hecho nunca con su thriller, ese gran trabajo que aunó un gran tema con una puesta en escena increíble, todo un revulsivo que dio lugar a la edad moderna del video clip y, además, contó con nuestros entrañables zombies y hombres lobo como eje principal en la historia.
Sus discos en los ochenta son todo un referente de la buena música y se han de mantener así, porque Michael Jackson era más que un pobre niño en un cuerpo adulto. Era un genio.
Un genio que bordeó la locura, que tonteó con la ley y con el sentido común, pero en cuestión musical, y nadie puede discutirlo, fue un genio.
Se acabaron los comportamientos extravagantes, los delitos achacados, los extraños movimientos con sus hijos.
Michael Jackson ha subido al panteón de las estrellas, a los mitos del siglo XX que no lograron traspasar la frontera hasta el XXI, y que van a estar con nosotros hasta el fin de los tiempos.
Michael, el ídolo, Michael, el genio, Michael, el Rey del Pop.
Descansen los dos en paz.

Michael Jackson - Thriller - Click here for the funniest movie of the week

No hay comentarios: