jueves, junio 11, 2009

La chica de... Marte

Estoy siguiendo, por un lado y con la cadencia semanal oportuna, La Chica de Ayer, la serie protagonizada por Ernesto Alterio y Antonio Garrido que hacen los domingos en Antena 3.
Sabía, porque Uno no está del todo incomunicado, que era una versión de una serie británica, de la siempre efectiva BBC.
Sabiendo pues que se trataba de una versión, esperaba una chapuza semejante a... bueno, casi cualquier serie española. Pon la que más rabia te de. Y sobre todo, después del fiasco que nos hemos llevado con El Internado, pues Uno estaba preparado para ver los dos episodios de cortesía y pasar a ver otra cosa.
La serie original, tal vez.
Pero mira que La Chica de Ayer me gusta.
En serio.
Es una serie con un buen trabajo actoral, con cada personaje bien diseñado y en su lugar.
La ambientación juega un papel importante y es adecuada. Leñe, en 1977 yo tenía cinco añitos, como el prota, y recuerdo cosas que salen en ella. O creo recordar, que es más probable.
De todas maneras, estoy dispuesto hasta a perdonar la inclusión de un PC IBM en una comisaría española de 1977, varios años antes de que se diseñasen y comercializasen (en Estados Unidos). Me cuesta creer que los guionistas, tan medidos en otros asuntos, la cagaran de tal manera.
Pero como he dicho, hasta lo perdono. Total, ¿quien se va a acordar de esos detalles de la era pre-Spectrum?
La Chica de Ayer es una gran serie, que está poblada de buenos actores, buenas tramas, una ambientación creíble y a la que le falta, precisamente, la canción de la que recibe el título. Cosas inexplicables...
Soberbio Ernesto Alterio, pero Antonio Garrido no le va a la zaga. Su personaje, un policía prepotente, chulo y bastante hideputa, pone en solfa al estirado Samuel y le sitúa donde está, en algún tiempo fuera de su órbita.
El resto, correctos y con eso, sobra.
Una buena opción para el domingo por la noche.
Pero, hete aquí, que no hace ni dos días que me he puesto a ver Life on Mars.
La original, la buena, la de la BBC.
Y me encuentro con personajes calcados (la realidad es justo al contrario, pero tú, lector, seguro que me entiendes), diálogos exactos, situaciones idénticas y las mismas tramas.
¿Todas? Pues no...
Sí, están Ray (que en España es Rai), Chris (Cris), Sam (el prota, que en España es Samuel), Ann (Anita)... Y al menos los tres primeros capítulos son casi, casi iguales.
Y me alegra que sean casi iguales, porque los guionistas españoles se han lanzado a plantear tramas y resoluciones diferentes, lo que permite no estar viendo una misma serie con otros actores, sino dos series que convergen en muchos puntos, pero que difieren en otros tantos.
En la opción española estamos lelos en cuanto a qué ocurre y por qué, mientras que en la británica dan información a espuertas (aunque me huelo yo otra explicación al enigma. Y sí, sólo he visto tres episodios, así que no sé el final. Ya llegará...), sin aclarar nada.
Esa disparidad hace que ambas aporten un aire distinto, pese a su presunta fidelidad mutua (que no es tal, pero ya me entiendes) y que no importe que sigas una, porque la otra también te sorprenderá.
Igual, tras el visionado completo de ambas versiones ( y creo que hay una estadounidense en el horno), me quedo decepcionado, pero desde luego, voy a darles cancha a las dos.
¿Las has visto?
¿Cual prefieres?
Yo, me quedo con las dos.
Un saludin

4 comentarios:

Juanjo dijo...

A mí me gusta mucho "La chica de ayer", la otra no la he visto.

Pero te informo que el domingo se despide la serie de A3 para siempre porque sus datos de audiencia no han convencido a la cadena.

Una pena ¡pollo!

http://www.vertele.com/noticias/detail.php?id=23099

¡Saludos!

J.E. Alamo dijo...

Yo también estoy enganchado a la serie a pesar del "incidente" del PC. Y estoy harto de que los "índices" marquen la continuidad de una serie o su finalización. Confío que no sea una decisión en firme y sigan apostando por un producto de calidad.

Crónicas de Sepelaci dijo...

Pues va a ser una lástima. Esto dice muy poco acerca del nivel del espectador medio de la televisión nacional. Que aguanten El Internado, una serie con un gran inicio, un desarrollo interesante y un final fallido, y que quiten una buena serie como La chica de Ayer, es un verdadero despropósito.
En fin, siempre nos quedará la original, y la americana, que seguro que es peor que la nuestra, pero la ve más gente.
Un saludín

Crónicas de Sepelaci dijo...

Vale, la americana también ha caído...
Pues nos volcaremos en la británica,que he leído que tiene un spin off bastante interesante.
Por cierto, Juanjo: JECKYLL, pero ¡ya!
Un saludín