jueves, junio 26, 2008

Torchwood, de caza por Cardiff


Navegando por el blog de Alfredo Merelo, Memorando, me encontré con una entrada sobre una serie de la que no había oído hablar en absoluto. Se trata de una serie británica, firmada por la omnipresente BBC, en la que un grupo de investigadores de lo insólito se preocupan por evitar que la Tierra caiga en manos de los malvados y terribles seres de otros mundos, atesorando por el camino una importante colección de cachivaches extraterrestres, para su uso posterior.
La cosa es un spin-off de la popular Dr. Who, que lleva ya unas décadas dando buenos momentos fantacientíficos al personal de medio mundo y que tiene en su haber una buena cantidad de seguidores incondicionales.
De echo, cuentan los mentideros que Torchwood es un anagrama de Doctor Who, y que se utilizaba este nombre para despistar a los piratillas cuando llevaban las grabaciones originales desde Cardiff, donde se grababan, hasta Londres.
En teoría, Torchwood es una agencia independiente de la policía, de las Naciones Unidas, del gobierno y de todo lo oficial creada por la Reina Victoria para proteger el Reino Unido de los ataques exteriores.
La trama comienzz tras un cruce con la serie "madre", en la que Londres es atacado por una raza extraterrestre, que destruye la célula de Torchwood en la capital. Después, sólo queda operativa la situada en Cardiff, donde hay una brecha dimensional que provoca la aparición de razas alienígenas en la ciudad.
El equipo lo componen el enigmático Jack Harness, su lider, que oculta más de un secreto; Owen Harper, el médico del equipo, joven y provocador, algo inmaduro; Toshiko Sato, informática y experta en seguimientos y Suzie Costello, que se encarga, al parecer, de probar ciertos ingenios recogidos en los lugares donde actúan y Ianto Jones, una especie de "Mr. Arreglalotodo" que se encarga igual de hacer un café como de preparar una coartada o hacer desaparecer convenientemente un cadáver.
A ellos se une Gwen Cooper, una agente de la policía local que descubre quien son y que hacen en Torchwood.
Los trece primeros episodios de la primera temporada nos enseñan más cosas sobre los personajes, y en la segunda mitad de la misma, comienzan a despejarse alguno de los misterios que ocultan, además de pulir los carácteres de cada uno de ellos.
Es una serie que tiene muchos puntos fuertes, como la importancia de la trama sobre los efectos visuales (algo burdos, por cierto, pero no por ello menos efectivos), y un tratamiento más adulto que en Dr. Who de los elementos fantásticos.
Me molesta, en cambio, que ese tratamiento "más adulto" se reserve en ocasiones para los escarceos sexuales de los protagonistas, (que los tienen, con todo tipo de personas, de ambos sexos e incluso de especies extraterrestres), y que todo quede, como siempre, en "sexo=adulto".
Por suerte, la calidad de los guiones, como en toda buena serie de la BBC que se precie salvan ese escollo y nos dan un buen rato de entretenimiento.
En España se emitió en Cuatro durante el verano pasado, y actualmente se está pasando en Xtreme TV, en las plataformas digitales, y es muy sencillo encontrarla en tiendas y en otros servicios.
Si no la has visto, cuenta con una recomendación desde Sepelaci.
Un saludín

1 comentario:

J.E. Alamo dijo...

Si supieras como disfrutaba de Dr. Who cuando era un crío allá por la Gran Bretaña... Buen artículo y voy a ver si me hago con la serie.Un abrazo.