jueves, junio 05, 2008

La mesa redonda en la Fira del Llibre...


El pasado martes se celebró la "esperada" mesa redonda sobre ciencia ficción y fantasía, que tuvo la acogida esperada y no la merecida, precisamente.
Apenas diez personas se congreraron en la zona de conferencias de la Fira. Hay que recalcar que una de esas personas era uno de los autores que tenía firmar ese día, y que andaba desocupado también, el reportero y compañero Carlos Rodriguez y acompañante, que se quedaron por deferencia ("aunque acabé enganchándome a la conferencia", confesó después), y dos o tres que pasaron por allí. Luego llegaron Javi Aguilella, otro de los autores del día, que también tuvo tiempo de escuchar la charla sin interrupciones y Agustín, hombre excepcional que no se pierde una.
También llegó David, pero no se si le gustó o sólo estuvo allí por amistad.
En fin, el resto se lo perdió.
Y lo que se perdió fue un intercambio de experiencias literarias, más que una charla sobre los temas en lo que inicialmente se iba a incidir.
Juanmi Aguilera, Vera Parkhutik, David Mateo (a.k.a. Tobias Grumm), Emilio Bueso y J. E. Alamo saben muy bien de lo que hablan, porque todos tienen tablas (unos más, otros menos) en esto de escribir y publicar y da gusto escuchar sus anécdotas, sus ideas y sus vivencias con los libros, editores y demás fauna que compone esto tan extraño que es el mundillo literario español.
Las etiquetas con que se "regula" la producción, la manía de los editores grandes en copar el mercado con dos o tres nombres (y familiares), el punto de vista de un veterano como Juanmi, o el más novel J.E. Alamo y sobre todo, el tira-y-afloja entre Juanmi y Emilio dieron un aire festivo, informativo, muy informal y entretenido de lo que es publicar en España, sea fantasía o no.
Por cierto, también esas etiquetas, fantasía y ciencia ficción, fueron puestas en entredicho por los sapientes señores y señorita sentados en la mesa. ¿Qué es fantasía, o ficción, si toda novela es, por definición, ficción?.
Por descontado, tras la mesa, hubo una sesión de firmas que copamos los integrantes de la misma, ya que todos nos fuimos con los libros de los otros (bueno, el mío, que no existe, no pudo ser comprado, pero ya hablaremos de eso, ya...).
Y después, lo bueno.
La cena claro.
En La Fogata, lugar de tapeo y bocatas sin rival en Onda. Nos pusimos como el quico con los bocatas y las susodichas tapas, mientras disfrutámos de la continuación informal del tema, aderezado con escuchetas, comentarios off the record, anécdotas del rodaje de Naufragos (Stranded), la peli guionizada por Juan Miguel y charletas varias.
Una gran tarde noche que no se vio empañada por la tardía hora de comienzo de la mesa (a las siete alguien se habría acercado, sin duda) ni por la escasa audiencia, ni por la normal ausencia de medios locales (no eran toros, y eso de los libros no interesa a nadie), ni por la falta de preparativos por parte de la organización (ni una mala botella de agua).
En fin, que fue divertido y veremos como sale la próxima.
Un saludín

2 comentarios:

Luis F. Mayorgas dijo...

Pues que pena que no acudiera más gente, porque el nivel de la mesa era notable... Lastima.

Crónicas de Sepelaci dijo...

Pues mira que pensaba avisaros para que pasarais, y se me pasó.

Una lástima, pero mira, ¿qué tal sería una paellita en Onda en plan friki/fandom, con autores, aficionados y demás?

En plan informal, pero con mucha miga.

Es cuestión de juntar gente, que ganas seguro que hay.

Un saludín