viernes, noviembre 16, 2007

El guadiana, me llaman...

Estoy yendo y volviendo del taller continuamente, porque esto no acaba de arreglarse, así que tranquilo, tranquila (que rollazo lo de la escritura politicamente correcta, leñe. Ala, a partir de ahora, excepto cuando la situación lo requiera, pondré el mayestático y que nadie se ofienda, que va para ambos sexos a la vez. ¿Hago bien, hago mal? Comentarios, plis) que continúo por aquí y pronto, espero, retomar la rutina de escribir cinco o seis entradas al día.
Si el trasto este del demonio me deja, claro.

Un saludín

2 comentarios:

Getzsemane dijo...

Yo uso el mayestático para casi todo, excepto si quiero dar relevancia a alguna cosa, o quiero hacerle la pelota a alguien ^.^
No creo nadie se de por ofendido u ofendida por ello.
Un saludo.

Crónicas de Sepelaci dijo...

Bienhallada, Getzsemane. Pues sí, es lo mejor, aunque esto de lo politicamente correcto no deja de tener su gracia, literariamente hablando. Eso sí, como práctico, un coñazo.

Nos olvidaremos de la corrección y me decantaré por lo práctico, manque sea un rato.

Un saludín