lunes, agosto 20, 2007

Quinto libro del año: El visitante


Siendo justo, he de apuntar que no se trata de un libro propiamente dicho. O mejor dicho, no es una novela al uso. Se trata de un libro ilustrado escrito por Diego Cobo, autor madrileño que no sólo tiene maña con las letras, sino que tiene el valor de acompañarlas con la ilustración. Fantásticas ilustraciones, añadiría yo, por cierto.
No es una novela, decía antes, sino que viene a ser un relato corto, que podría perfectamente estar incluído en algún tipo de antología de terror, pero que, con gran acierto, se ha editado en un formato apaisado, complementado con las ilustraciones.
Se trata de un contenedor muy adecuado al contenido. Es un relato de los que no es tan común encontrar hoy en día, sino que más bien me hizo recordar a los que se solían escribir a finales del siglo XIX, como los que escribió Bram Stoker o Mary Shelley, ese tipo de terror con una densa capa de descripciones de lugar y situaciones anímicas que hacen que sea una gozada sumergirse en la lectura.
Así, a bote pronto, esto podría parecer un handicap para disfrutar del relato, pero es precisamente su encanto: le da a la narración la "textura" adecuada para "saborear" el miedo que destilan las páginas.
La intriga que se va creando a medida que avanza la trama, centrada en un joven británico y la conexión de sus tutores y mentores con su niñez te engancha y hace que se lea de un tirón. Tengo algún pero al texto, no obstante.
Supongo que se debe al hecho de que Uno lleva leyendo algunos añitos, pero el misterio central del libro está bastante a la vista, y la identidad y motivaciones del Visitante que da título a la obra es bastante obvio, al menos, para mí.
¿Eso ha quitado interés al libro?
Ni mucho menos. Es una de esas historias que te dejan un buen sabor de boca, que no pretenden ser más de lo que son, un entretenido y agradable pasatiempo y que recomiendo desde este humilde blog.
Reitero mi agrado por la edición, muy cuidada y bonita, y una mención al relato. Me sigue pareciendo que los finales chirrían, normalmente por explicarlo todo demasiado al detalle (es el caso), aunque, insisto, es una opinión personal que parece ser que nadie más tiene, ya que la mayoría de novelas de misterio/terror que he leído ultimamente tienen ese "pero".
Edita nuevosescritores, y supongo que se podrá encontrar en la buenas librerías, o en la de confianza, pidiéndolo.

1 comentario:

Ponte a dibujar, vago! dijo...

Mil gracias por tus comentarios, Víctor. A ver si a la gente le gusta y se vende bien.
Saludos!