jueves, junio 22, 2006

VISITA DEL PAPA... COMIENZAN LAS FIESTAS

Personalmente, no tenía nada en contra de la visita del Papa a Valencia. Básicamente, desde mi postura de ateo respetuoso, allá cada cual con su tiempo libre.
Pero hete aquí que se han comenzado a hacer públicos los gastos que se producirán para recibir a este señor, Jefe del Estado Vaticano y Pastor de todos los cristianos...
Las cifras y exigencias, no se si del mismo Papa o de su cohorte, elevan esta cifra a cantidades insospechadas, y que, como este encuentro está patrocinado por la Generalitat y el ayuntamiento de Valencia, sufragaremos todos los valencianos, alicantinos y castellonenses.
Y eso no estaría mal, ya que atraerá gente, y en consecuencia, dineros a la Comunidad, o al menos, a los afortunados valencianos que tengan establecimientos hosteleros, venta de merchandising y demás.
Pero, claro...
Hoy mismo hay una reunión de padres de alumnos en Onda. Y esos alumnos están destinados a unos barracones prefabricados, porque, sencillamente, no hay escuelas para ubicarlos.
Y no hay escuelas para ubicarlos, porque el dinero que debería ir en la educación de nuestros hijos, en el futuro de la comunidad, se va a gastar en flores, en pintar vallas y en crear microclimas para que una persona, importante, vale, pero al fin y al cabo, de presencia efímera, esté agustito unas pocas horas.
A esto, le añadimos unas inversiones desproporcionadas en diques y otras cosas de la Copa América esa de los suizos, y tenemos que pronto tendremos una comunidad (entiéndase por Comunidad la ciudad de Valencia) bonita, brillante y florida. Habitada, eso sí, por jovenes que carecerán de infraestructuras culturales para desarrollar eso tan poco importante como es la educación, la enseñanza.
Y no hablaré aquí de la vergüenza que da ir al médico al Centro de Salud de Onda, o a las bolsas de suero caducadas que inyectaron a mi hijo el año pasado en el Hospital de la Plana...
Que también es normal, contratando a personas de la comunidad que ni siquiera han tenido oportunidad de tener un colegio en condiciones...
Y en cuanto a la visita de Benedicto XVI, existe una página en la que se aboga por una campaña en contra de esta. Cada uno tiene su idea, su credo y su iniciativa, pero la carta de este sacerdote (o eso dice ser quien la escribe), resume el pensar de muchas personas, creyentes, cristianas o no.
Un saludín

No hay comentarios: