lunes, septiembre 28, 2009

Mirada al Aire

DE LA GRIPE A Y DE ALARMAS TONTAS


No tocar, no besar, no abrazar…

Esas son las recomendaciones que se están dando para evitar el contagio de ese “hombre del saco” del Siglo XXI que ha venido en llamarse Gripe A. Lo que, dicho sea de paso, no me parece nada mal. Si Uno está enfermo, claro.

Uno ha venido ejerciendo esas precauciones desde hace años, y lo ha considerado siempre “sentido común”. Pero si está enfermo, claro. No por sistema.

Y es que la Gripe A ha superado nuestros miedos más endémicos y se ha situado en cabeza de las enfermedades mortales-de-necesidad-y-cuidado-con-contagiarse que existen en el mundo mundial.

No importa que sus síntomas no difieran de la gripe estacional (la de toda la vida), ni que sus consecuencias sean las mismas. No importa que la cantidad de muertes asociadas a complicaciones por la enfermedad común supere por muchísimo a las de la Gripe A. Ni que existan al menos cientos de miles de enfermedades mucho más peligrosas a las que les prestamos la justa atención y precaución.

La histeria que se está extendiendo “gracias” a la información que nos están haciendo llegar los voluntariosos medios de comunicación está calando bien hondo, en una sociedad que, reconozcámoslo, está dispuesta a creerse el toque del fin del mundo en cuanto se lo indique Matías Prats.

Cualquier aviso de algo que rompe la “normalidad” y el estancamiento se vive como un terrible mazazo al costumbrismo y provoca la alarma del armaggedon, sea real o no.

Si se vota un estatuto nuevo, se rompe España. Si se contrata a un jugador brasileño, se jode la Liga, si se produce un contagio de Gripe A, se acaba la civilización…

Antes de salir corriendo a ponerse un condón gigante por la cabeza (porque para eso sirven, para evitar contagios) y aislarse del resto del mundo, habría que hacer una pequeña reflexión y preguntarse si es real todo lo que se nos suelta en las noticias (de cualquier medio, que conste el apunte) e intentar recabar la información veraz sobre las cosas. No, no me vale el vídeo de turno de Youtube, ni el fantástico y currado Power Point que has recibido en tu correo.

Hay información veraz, y otra reflexión a hacerse es porque esa, la que de verdad vale, está tan escondida y tan poca gente tiene acceso a ella.

Un saludín

4 comentarios:

Gabriel Romero dijo...

Hola, compañero!

Un buen post, desde luego, y de los pocos que hoy en día llama a la tranquilidad y a un poco de cordura. Lo de la gripe A es la mayor chorrada que se ha visto, y la mayor desinformación de los últimos tiempos (y soy médico de familia, así que algo puedo opinar). El problema es que, en este país, para hablar de salud llaman a Jesús Mariñas, y de economía, al Señor Barragán.

Y luego se extrañan de que cunda el pánico...

Crónicas de Sepelaci dijo...

Muchas gracias, Gabriel. Me chirría mucho todo el revuelo que están creando con esto. Hay cosas mucho más importantes, y a esas no le hacen ni puñetero caso.
En fin, es la sociedad de la información express...
Un saludín

Pharpe dijo...

Desde luego cuando se monta un circo mediático tan grande sobre algo, suele ocurrir que la alarma termina siendo casi injustificada y da para muchas tertulias, pero de realidad poca.

Vamos que la Gripe A en realidad sólo responde a necesidades económicas y políticas.

Me ha gustado el post. Saludos

sandygallia dijo...

pos de acuerdo, tengo meses diciéndoles en mi familia que la gripe a no es mas que la gripe común... pero no puedes hacer mucho contra notidiarios alarmistas que buscan captar al televidente a costa de lo que sea, sospiro =P