viernes, julio 30, 2010

Los Talleres del Casal Jove

Sí, durante el último mes he estado muy ocupado. Al retorno a la rutina de los turnos en la fábrica, se ha unido, como sabes, mi colaboración en Arrels y en los blogs cinemaniablog y seriestvblog. Una jornada leonina en la fábrica, y cuando llego a casa... No tengo un capuccino, precisamente.
De todas maneras, sarna con gusto no pica, y aún he encontrado tiempo para hacer un poco más de trabajo.
Nunca había impartido un curso de nada, y para no dejar de hacerlo, me he lanzado al abismo y me he puesto a ofrecer dos cursillos en el Casal Jove de Onda.
El primero, Crear un podcast y Promover sus contenidos, y el segundo, Crear un Podcast.
Ayer terminé el primero, en el que abrimos varios blogs y los dotamos de gadgets y contenido, además de comentar como promocionarlos a través de Google y las redes sociales.
Hoy, terminé el de podcast.
El primero ha sido interesante, pero si me conoces, sabrás que la radio, y por consiguiente los podcast, son una pasión para mí.
Por eso, hemos grabado un podcast entre todos los asistentes al cursillo. No ha sido una gran cosa, pero hemos creado un magazine curioso que puedes escuchar en la barra lateral y en el enlace que encontrarás al final del post.
Una experiencia que creo que ha resultado interesante para mis alumnos, y sobre todo, para mí.
Ha sido un mes con una intensa experimentación que me resultado divertida, y que espero poder repetir a partir del mes de noviembre, cuando haya un hueco en la cargada agenda del Casal.
Todo divertido, entretenido, y enriquecedor.
Espero que para mis alumnos también lo haya sido...
Un saludin

Ir a descargar

lunes, julio 19, 2010

Insólito Mundo

De las catedrales: En las fachadas de las catedrales, es fácil encontrarse con símbolos extraños y místicos, realizados por los canteros. Lo más curioso es que, en ocasiones, son símbolos que no corresponden a la época en que se construyó el edificio.
Por ejemplo, en la catedral de Salamanca, podemos encontrar esto:

Efectivamente, es un astronauta.
Teniendo en cuenta de que la catedral se construyó en el siglo XVI, resulta, cuanto menos, inquietante. Pero, como todo, tiene una explicación mucho más sencilla y mundana.
Durante el año 1993 se realizaron unas reformas en la fachada de la llamada "Catedral Nueva", la que tiene esta figura entre sus símbolos. Fue entonces cuando los responsables de la reforma añadieron esta curiosa referencia.
Así que ahí está el astronauta, un símbolo de la actualidad, en una fachada de un edificio con más de cuatro siglos de antigüedad.

Un saludín

miércoles, julio 14, 2010

La frase de la semana

Antes de negar con la cabeza, asegúrate de que la tienes.

Truman Capote (1924-1984) Escritor estadounidense.

martes, julio 13, 2010

Insólito Mundo...

DE LA MODA: El asunto de los corsés ya existía hace 4.000 años, en la cultura. De todas maneras, las damas españolas del siglo XVI reforzaron el corsé con placas de madera y hierro. Lo más grave es que lo utilizaban incluso las embarazadas.

lunes, julio 12, 2010

La Orquesta Atlantic en Un Poko + de Música

El amigo Salva Isert, que también comparte aventuras variadas con el que suscribe, es el responsable del video blog Un Poko + de Música, ese recorrido por el mundo de la música más cercana, la de los grupos que no tienen la suerte de contar con grandes equipos de promoción.
Gupos, solistas, bandas, orquestas, músicos y charangas forman parte del contenido del blog y en este vuestro espacio, habeis podido encontrar un repaso a los vídeos que el amigo Salva va colgando.

El que toca hoy, no viene solo porque Salva se lo ha currado, y bien. Además, mi compañera de trabajo y sin embargo amiga Yolanda, está más que emocionada. La Orquesta Atlántic es parte de su vida desde hace muchos años, y ver el fantástico reportaje que se ha realizado desde aquel blog le ha emocionado (y por cierto, se ha colado en la foto de promoción. ¡Qué mujer...!)

Así que, por uno y para la otra, aquí tienes el episodio dedicado a esta fantástica orquesta, que tantas veces nos ha hecho bailar y saltar.

Va por tí, Yoli...



Un saludín

domingo, julio 11, 2010

Leído: Los Caminantes, de Carlos Sisi

Ya he terminado mi primera inmersión en el universo zombi propuesto por Dolmen Editorial. He de confesar que andaba con alguno de los libros publicados por la editorial mallorquina desde hacía unos meses, pero no me hacía a la idea de comenzar con ellos.
Por fín, me decidí por el libro de Carlos Sisi, LOS CAMINANTES que nos traslada hasta Málaga, una ciudad mucho más pequeña que la capital del Imperio y mucho más interesante para recorrer en mitad de una hecatombe de muertos vivientes que aquella.
El libro ha sido una sorpresa, porque me ha gustado. Me ha gustado mucho.
Soy muy aficionado a los libros que tienen un grupo de personajes como protagonistas. Son historias que pueden llevarnos  a situaciones muy interesantes porque hay que trabajar la relación entre ellos, definir muy bien a cada uno de ellos y darles una personalidad diferenciada, de manera que con leer una frase suya o una descripción de una acción determinada, puedas saber perfectamente quien es quien la realiza.
Los personajes de Carlos consiguen eso, destacar entre el resto y poner sus propias ideas frente a las del resto. Y eso, ya es punto a tener en cuenta.
El argumento es, bueno, como en todas las historias de zombis, la aparición de la Plaga y las aventuras y vivencias de varios grupos de supervivientes, que terminan luchando por sobrevivir juntos, con sus emociones a flor de piel, sus alianzas y todo lo que podemos imaginar.
Pero Carlos propone una variante, esa pequeña diferencia que hace que sea una obra única y diferente al resto.
Hay alguien al que los muertos vivientes ignoran, y además, se dedica a cazar supervivientes y lanzar a los espectros contra ellos.
¿Por qué este hombre tiene esa característica tan especial? Esa, amigo, amiga, es la cuestión que nos trasladará hasta la parte final de la novela, y la que ha provocado que me entren unas ganas locas de leer la continuación, que se publicará, si todo va bien, después del verano.
La novela nos da un final esperanzador, de esos que te da un respiro justo antes de volver a explotar todo, lo que supongo que ocurrirá en LOS CAMINANTES: NECRÓPOLIS.
La espero con ganas, desde luego.

Un saludín